Inspiración

grito, rosa, desmadrosa, la maternidad no es rosa

Cuando decidí abrir un blog quería reflejar el momento que estaba viviendo: una maternidad completamente distinta a lo que siempre me había imaginado. Una maternidad que lejos de “color de rosa” resultaba caótica y desmadrosa. Así que busque fuentes de inspiración para contar mi historia.

Elegí un nombre basándome en el gerundio “inventado” de la palabra desmadre. Una palabra de uso común en México para denominar algo muy loco, muy divertido o muy caótico.

Elegí después un “avatar” pues era lo que yo veía que otras bloggers hacían: mantener su identidad encubierta.

Y tomé una historia prestada. Un cuento de esos que se pasan de generación en generación curiosamente refleja la realidad que no suele contarse del día a día de la maternidad:

“La Madre Loca” de Cuentos para Niños

Hace mucho, mucho tiempo, vivían en una aldea dos mujeres jóvenes que no habían tenido la suerte de tener ni hijos, ni hijas. Había un dicho según el cual “una mujer sin hijos era una fuente de desgracias para la aldea”.
 
Un día, una señora vieja golpeó a su puerta para pedir comida. Las mujeres jóvenes la recibieron con mucha amabilidad y le dieron de comer y ropa para vestirse. Después de comer y extrañada por el silencio y la ausencia de voces infantiles, la anciana les pregunto:
 
– ¿Dónde están vuestros hijos?
 
– Nosotras no tenemos hijos, ni hijas y por eso, para no causar desgracias a la aldea nos pasamos el día fuera del pueblo.
 
Entonces, les dice la señora:
 
– Yo tengo una medicina para tener hijos, pero después de haber dado a luz, la madre se vuelve loca.
 
Una de la mujeres le contestó que aunque enfermase ella sería feliz por haber dejado un niño o una niña en la tierra. En cambio, la segunda le dijo que no quería enloquecer por un hijo.
 
La señora vieja dio la medicina solo a la que se lo pidió.
 
Después, algunos años más tarde la señora vieja regresó al pueblo y se encontró a las dos mujeres jóvenes. La que no había tomado su medicina le dijo: “Tu nos dijiste que quien tomara la medicina se volvería loca, pero mi hermana la tomó, tuvo una hija y no enfermó”
 
Y la anciana le respondió: “Volverse loca no quiere decir que se convertiría en una persona que anduviera rasgándose las ropas o que pasara todo el día mirando a las nubes como si paseara por el aire; lo que yo quise decir es que una mujer que da a luz un niño o una niña estará obligada a gritar todo el tiempo, para a continuación no parar de reír, llorará por la criatura, le pegará, le amará…
Eso es él ser madre y volverse loca.”
Imagen vía alex ripalda

You May Also Like

13 Comments

  1. 1
  2. 3
  3. 8
    • 9

      Hola Virginia! Curiosamente esta historia habla del primer avatar con el que inicié. Hace poco me hice cirugía plástica y renové el blog 🙂 Me sacaste el lado sentimental de acordarme de mis inicios (que no hace tanto pero el tiempo vuela). Un besote desmadroso

  4. 10
    • 11
      • 12

        jajajajajajajajajaja
        esto me recuerda la primera vez que fui al ginecólogo que le hice un chiste (muy impropio de mí que soy super tímida) y cuando me dijo nosequé le respondí, ¿así, sin un besito ni na? jajajajajajajaj
        así que un buen besazo que si no, duele, ;P

        • 13

          jajajajjajajajajajajjajajajaj eres de las mías entonces jajajajajaj yo igual le contaba chistes al ginecólogo y Spermanator me reñía pero es que oiga hay que romper el hielo 🙂 jajajajajajaja

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>