Aprende a leer jugando

Ya estamos a las puertas del verano. Esto significa vacaciones y casi tres meses de tener a los peques en casa. Así que sí o sí tenemos que planear actividades para que no se aburran (y no nos vuelvan locos). Hoy te doy algunas ideas que seguimos en casa para que los peques aprendan a leer jugando.

¿Hacer deberes en verano sí o no?

Recuerdo que cuando no tenía hijos y veía a mis sobrinos con un librito de deberes para verano me parecía una locura. ¡Es verano y eso significa relax y diversión! ¿Por qué les ponían deberes? Sin embargo, ahora que soy madre entiendo un poco más el por qué.

Los deberes: un pretexto para no olvidarse de lo aprendido

Llamarle deberes debería de estar prohibido. Ahora que mi pequeña desmadrosa está aprendiendo a leer la recomendación de su profe fue ¡juega con ella! No hay nada más divertido que aprender a leer jugando. Así que estoy totalmente de acuerdo. Casi tres meses de vacaciones son muucho tiempo. Así que comprendí que realmente hacer algo en verano no era por obligación, si no por entretener a los niños y que no se olviden de lo aprendido.

¿Cómo se aprende a leer jugando?

Hay que combinar la imaginación con las ganas  y si a eso sumas una que otra ayuda mejor que mejor. ¿Quieres saber cómo le hago en casa?

1.Bandeja de Madera con Arena

Ésta idea se la vi a Bea del blog de Tigriteando hace algunos años. Si vives en un sitio cercano al mar pues básicamente sólo necesitas un tupper grande e ir a recoger arena. Para los que no tenemos esa suerte, ésta bandeja de madera con arena sirve para que los peques de manera sensorial vayan dibujando las letras y conozcan el abecedario.

2. Letras mayúsculas y minúsculas

Si conoces el método Montessori estarás familiarizada con muchas de las cosas que propone para liberar el potencial de cada niño. Éstas letras mayúsculas y minúsculas sirven para que los pequeños practiquen el trazo de la letra y si además lo combinamos con la bandeja de arena ¡voilá! pueden copiar las letras.

3. Pizarras

La bandeja de arena y las letras las puedes utilizar desde que son pequeños. Al fin y al cabo es una forma de trazar. Si tu peque ya ha empezado con el trazo, te recomiendo las pizarras con doble línea para practicar el trazado de las letras. En casa jugamos a la escuelita. Deja que tu peque te enseñe a ti y verás que todo se vuelve más divertido.

4. Mesas de Luz

Si eres lectora de blogs o tienes Instagram verás que la última tendencia son las mesas de Luz. No es más que una superficie con una base de luz pero que atrae a los niños y a los grandes como moscas. ¡No es broma! La conocí en casa de mi amiga María y la verdad es que me pareció muy divertida.  Por una parte está la mesa con luz y por otra parte están los recursos “provocativos” que llevan al niño a experimentar más y soltar la imaginación.

Los recursos son diversos: desde letras de colores, discos translúcidos,  números, familias de silicona, formas, pegatinas de cristal o todo aquello que tu quieras crear. Mira cuantas ideas aquí.

5. Aplicaciones para el IPAD

El IPAD es un gran y temible aliado. Sin embargo, me gusta centrarme en las opciones positivas que ofrece la tecnología. Una app que tenemos tanto en el móvil como en el IPAD es la de MyABCKit. Ésta opción es buena cuando el niño ya lee. En casa le encanta a la pequeña desmadrosa la opción de ordenar frases.

6. Un buen libro

Por último, nada como un buen libro. Si es de sus favoritos ¡mejor que mejor! Cuando los niños ven el poder que tiene saber leer y que ellos mismos son capaces de hacerlo es totalmente mágico. Te contaba por instagram que ya tenemos el nuevo libro de Esther Gili de Olivia y las Plumas y además de que las ilustraciones son preciosas, la historia le encanta a la pequeña desmadrosa.

 

¿Conocías éstos métodos para aprender a leer jugando? ¿Tienes algún otro juego que quieras compartir?

 

You May Also Like

7 Comments

  1. 1
  2. 2
  3. 4

    Yo de pequeña (desde los 5 años en adelante) disfrutaba un montón haciendo los cuadernos de Vacaciones Santillana. No era una obligación, era un momento de entretenimiento.

    • 5

      Yo es que veía a mis sobrinos haciendo esos y me quedaba horrorizada porque yo nunca hice nada (al menos que lo recuerde pero tengo que verificar con mi madre) en las vacaciones de verano. Así que yo creo que la fórmula es jugar con ellos…aunque a veces para nosotros no son vacaciones y con el trabajo y la rutina nos volvemos locas. Un besote desmadroso

  4. 6

    Me ha gustado mucho este post Mónica…al principio he pensado ay otro más sobre los deberes! Pero Elena también está en la fase lecto-escritura y además tenemos una caja de luz “home made” (by me ;P) osea que los recursos que has linkado me han requeteencantado. Muy útil!
    Tengo que ir YA por Olivia y las plumas…
    Besazo
    Lupe

    • 7

      ¡Ay no Lupe! Yo con los deberes tengo una relación amor odio. En México el cole es continúo. Así que a las dos estábamos fuera con lo que en casa dedicabas una hora a deberes y el resto a jugar o actividades extraescolares. Por esto mismo a mi me soprende las luchas que hay contra los deberes, cuando en realidad es el horario lo que es una locura. Así que al menos yo soy de las que creo que jugando se aprende mejor. Oye a ver esa mesa made by you ¡quiero verla! Un besote desmadroso

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>