Lo que nadie dice de Disneyland Paris

Captura de pantalla 2015-05-11 a las 0.50.34

Proponerse viajar con niños es una aventura. Proponerse realizar un viaje a un destino donde todos serán niños es ya locura. Así que intentaré contarles aquello que nadie dice sobre Disneyland París para hacer de su viaje una locura inolvidable.

Una de las grandes dudas de todo progenitor es cuál es la edad ideal para llevar a los niños a conocer a Mickey. Basada en mi experiencia que fue llevar por primera vez a Disneyland Paris a nueve niños de diversas edades entre los  3 y 15 años puedo asegurarles que cualquier edad es buena. Disfrutaron muchísimo los pequeños al ver que Mickey y Donald hablaban pero también los más grandes volvieron a ser niños mientras veían el Parade con todos los personajes de las películas de la infancia. Sin embargo, creo que lo óptimo es llevar a niños de tres años y medio para adelante. Cuando los niños hablen, sepan qué es Disneyland, a ser preferible ya no usen pañal y coman un poco de todo.

Para los que lleven niños pequeños hay algunos trucos que considero imprescindibles: Sigue leyendo

Cómo celebrar un cumpleaños inolvidable: Disneyland Paris

Carroza Cenicienta Disneyland Paris

Critter cumplió 4 años. Y yo también. A mi si me dan un pretexto me apunto a celebrar y creo que es digno el festejar que hace cuatro años me convertí en madre por primera vez. Podría escribir una entrada sensiblona hablando de todo lo que he aprendido y de cómo estoy totalmente enamorada de mi pequeña bestia. Mejor les cuento cómo celebramos un cumpleaños inolvidable en Disneyland Paris y de cómo Critter se convirtió en Crittercienta.

Querida hija mía:

Lo bueno de nacer un 2 de mayo es que no solamente estarás bendecida por el signo zodiacal Tauro y que gozarás de un carácter decidido, si no que en algunos años gozarás el hacer de tu cumpleaños el pretexto perfecto para “armar desmadre” ya que dado que el 1 de mayo es festivo suele haber grandes posibilidades de tener un “puente” vacacional a la vista.Ya verás cuando seas mayor hasta dirás que “grande la madre que me parió” que hasta en la fecha pensó. Lo sé de cierto. Me darás las gracias.

Así que como éste año caía en puente y además se me cruzó una gran oferta del Corte Inglés y no pude resistirme decidí liar a toda la familia y nos fuimos a celebrar tu cumple 14 familiares a Disneyland Paris. Edades sui generis desde los tres años hasta los veinte mas veinte. A toda edad Disney resulta igual de mágico. Lástima que la magia no aplique para quitar algunas arruguitas.

Como buena blogger me pateé toda recomendación sobre cuál era la edad ideal para visitar Disney, qué atracciones visitar, cuántos días invertir, qué hotel era mejor y cómo hacer de este viaje una experiencia inolvidable. Muchos consejos me sirvieron pero hay muuuucha información que me hizo falta y que por eso mismo en esta semana les contaré secretos para aprovechar Disneyland Paris con niños pequeños.

Sólo puedo decir que hay varios momentos que atesoraré para siempre: Sigue leyendo

Sacos pingüino para dormir ¡la revelación!

Saco Pinguino

Para estas alturas yo mejor que nadie en mi papel de madre consagrada, devota y blogger experta debería de saber cuáles son los mejores artilugios para una maternidad fácil y llevadera. Pero ¿qué creen? ¡que acabo de percatarme que aunque más sabe el diablo por influencer que por diablo, yo tengo poco de todo lo dicho anteriormente y simplemente hay artilugios que no pruebo por traumas personales! Y una de esas cosas que me había negado a probar durante estos años eran los sacos para dormir. ¡Qué gran error!

Ríanse ustedes pero en mi pueblo los bebés duermen con un pijamita, un jersey y una mantita. No se necesita de más debido al clima. Claro está que cuando nació Critter me regalaron un saco para dormir para poder sobrevivir las frías noches de León y yo me le quedé mirando horas. ¿Cómo iba a meter a mi bebé en una bolsa? ¡pobrecita mía! ¡Era como meterla en un saco de patatas! Por más que me juraron que era un inventazo yo no me atreví a probarlo por la simple y sencilla razón que soy claustrofóbica. Es ver esos sacos y ponerme a sudar pensando que no puedo sacar los pies, que yo estoy atrapada y no puedo salir porque se ha roto la cremallera. ¡Dios me libre!

Así que confieso que debido a mi trauma existencial mi hija duerme “sin taparse”. Ya sé que el hecho de que los niños se destapen a lo largo de la noche es lo más normal del mundo, pero lo que no es normal es que haya enseñado a Critter a que durmiese encima de la colcha. ¡Es una locura lo sé! Pero la libertad de movimiento que tiene es única….¡me da una envidia terrible! Claro está que ahora resulta un problema, no hay quién la convenza de que ya es mayor y que debe dormir dentro de las sábanas.

Y entonces llega Kraken (ya saben, el segundo hijo siempre sale mejor porque uno ya probó con el primero y sabe que cosas funcionan y que cosas no); así que desde que tenía meses tenía el firme propósito de usar el saco para dormir heredado de su hermana sobre todo por estrenarlo ya que Critter no le dio uso alguno. Por supuesto que yo misma ponía de pretexto que el saco era “demasiado rosa” y que quizás no le parecía cómodo. Así que esperé y esperé hasta que ¡el saco no le valió más al bebetón! y yo suspiré de alivio. No tendría que sufrir metiendo a mi bebé ahí adentro.

Un día vi en el blog de Más Allá del Rosa y el Azul que recomendaba unos sacos con piernas de la marca The Penguin Bag Company que eran súper originales, calentitos y que permitían a los niños que ya caminaban moverse libremente.

The Penguin Bag Company

¿Un saco? ¿Con piernas? ¡ESO NO ES UN SACO! ¡Eso es un pijama que abulta más!
Digamos que para mi mentalidad claustrofóbica era la liberación que buscaba.

Así que ataqué tanto a Jaione como a la marca por facebook y por twitter para saber si realmente el niño podría moverse libremente y tanta fue su insistencia que me enviaron este video para mi comprobación:  Sigue leyendo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...