Dudas sexuales

Hoy me atacó un estupor que ha causado que millones de gotas de sudor recorran todo mi cuerpo y que siga sin vivir en mi. Quizás sea culpa del calorón o quizás haya influido el hecho de estar en un gimnasio con vapores de las duchas que me hicieran sentir en un sauna a cien grados centígrados para causar ese estado de asombro en mi ser. Da igual. Demasiada confusión.

Curiosamente los sudores no fueron causados por alguna actividad deportiva. Si no por simples dudas. A la puerta de cumplir veinticatorce (si la próxima semana es mi cumpleaños no se olviden) aún tengo dudas existenciales.

No se tratan de dudas sobre la existencia o no de Dios, ni sobre cuándo acabará la crisis o si mi bruja de cabecera atinará que mi próximo niño será varón (eso si que me enoja oiga); si no simples dudas sexuales que me atacaron en un momento inoportuno y lo único que mi cuerpo y mi mente decidieron hacer conmigo fue ponerme a sudar. Como loca.

Imagínese la escena: Sigue leyendo

8 cosas que nunca debes hacer en el gimnasio

Si de por si les decía en mi post anterior que no tengo casi tiempo para nada, pues ahora imagínense que para aprovechar las horas muertas- esas que tenemos todas las madres no por el hecho de no hacer nada durante éstas si no por el hecho de ser horas que no puedes ni con tu zombieser- he decidido apuntarme al gimnasio.

No por moto propio, debo confesarles, ni por querer tener el cuerpo perfecto para el verano puesto que ya estamos en puertas de julio y me da que no llego a tiempo. Si no porque apunté a Critter a clases “intensivas” de natación. Eso significa que mamá tiene que estar “intensivamente” durante cuarenta minutos encerrada en un gimnasio.

¡CUARENTA MINUTOS! ¡En un gimnasio! Tiempo récord que ni zumbeando. Así que mi pensamiento fue muy fácil: ¡Ay señor! estar sentada frente a una máquina de Cocacolas y otra de chuchesguarradas durante cuarenta minutos viendo por un cristalito como toma agua de pis-cina mi pequeña bestia era demasiada tentación para el body. Así que opté por la opción ¡haré ejercicio! ¡Si Rocky Balboa pudo…yo también! Tan tan tan tan tan tan tannn taaaaaaaan… (leer con el ritmo de la canción de la película imaginándome en un outfit homeless como éste para el gimnasio).

gal_12_maitena0605¿Y saben? Hoy en mi primera incursión “gimnastíca” después de mucho tiempo de no agitar las carnes aprendí 8 cosas que NUNCA debes hacer en un gimnasio y quiero compartirla con ustedes: Sigue leyendo

Los echo de menos

Captura de pantalla 2014-06-27 a las 14.19.18En México se dice: te extraño. Aquí se dice: te echo de menos. ¡Da igual! el significado es ese: un sentimento “extraño” que se aloja en ese ventrículo imaginario del corazón donde se ubica el alma que hace que lata un poquito “menos”.

Este post es solamente para mi….bueno y para ti, y para ustedes. Porque los echo de menos y porque me apetecía escribir.

Hay veces que tengo la mente en blanco y no tengo repajolotera idea de qué escribir. Hay veces que tengo demasiadas historias y termino no escribiendo ninguna más que en mi mente, pero hay veces que simplemente decido “vivirlas”. Estoy en esa etapa: viviéndolas.

Pero me gusta mi blog, me gusta leerlos, me gusta compartir, me gusta experimentar, me gusta reír, me gusta conocer, conocerme y conocerlos.

Echo de menos levantarme desvelada con un café y desmadrear sobre la maternidad. El café y el desvelo lo tengo, pero Kraken es tan pan de Dios (porque parece un donut redondote) que me tiene loquita, calmadito, buenecillo y aburridamente entregada. Para que mentirles. ¡Ten hijos para esto!

Con Critter….esa es una historia rebonita. Critter está creciendo. Fue su graduación del cole y a pesar de que me burlé -como buena madre desmadrosa- de las mamás lloricas en cuanto pusieron un video y una música de esas estrujantes me salió la lágrima. Tuve la primera reunión del “cole de mayores” y supuso mucho nervio, mucha expectación y saber que comienza ahora si eso que dicen “educar a una persona”. ¡Afú! Prefiero reírme porque menudaaaaaa responsabilidad.

El día a día se va entre biberones, entre juegos, entre lloros, entre paracetamoles (para ellos y para mi). Miro las fotografías y por primera vez en estos dos años y medio he releído alguna entrada de las que he escrito (nunca lo hago) y me ha entrado esa sensación de ¡TENGO QUE ESCRIBIR MAS! pero no por posicionamiento, SEO, números…porque simplemente EXTRAÑO COMPARTIR CADA MOMENTO. Y porque además odio que mis blogueras favoritas no publiquen. Me siento lela cada vez que le doy refresh a ver si ya publicó post nuevo. Yo soy desmadrosa y desastrosa pues escribo cuando me apetece y desde el desmadre de mi ser, pero eso no significa que no disfrute como enajenada mental (que soy) el hacerlo.

Fromdabottomofmaiheart GRACIAS porque no hay nada más bonito que compartir pero sobre todo por reír con ustedes releyendo mis desmadres, conociéndolos, tuiteando y whatsappeando….

Ya lo saben, la Roja está de vuelta. ¡Maldita regla! ¿Por qué no nos da a las mujeres por echar desmadre en esos días? ¡Sería tan divertido que los hombres dijeran baaah se fue de copas con las amigas porque tiene la regla! :P Pero por mientras les dejo un post hormonal con la promesa de escribir más.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...