Tres actos

telon, cortina roja

Primer acto:

Se alza el telón.

El día comienza al levantarme a una hora no prudencial, la cual coincide con que en Canarias no ha amanecido, que la “Critter” sigue en su lecho roncando cual lirón y con que yo debería seguir en los brazos de Morfeo por una hora mas. Sin embargo, mi ser y mi molar tienen que ir a una endodoncia. Mal inicio.

Regresar a casa con media cara adormecida y la otra media muriendo de antojo por un café- que no podré tomar por que mi labio anestesiado babea cual perro San Bernardo- para encontrarme que el salón despide un olor putrefacto.

El padre en cuestión cambió pañal, dio biberón, y prendió televisión. Cerebro “homo- sapiens” no da para pensar que si huele a caca, la Critter se queja y cada vez huele más a caca no hay que dudarlo: operación pañal debe repetirse hasta que el olor ceda.

No obstante me enfrento a un -“Cariño me voy, tengo una reunión“. El padre escapa del olor.

Un hilo de baba escurre sobre el culete de mi bestia mientras intento gritar que deje de moverse. Nada como la babita de mamá para curar ¿qué no?

Segundo acto:

Media mañana.

Aparece en escena el técnico de la lavadora pues había un charco misterioso en la cocina. Varias veces pensamo era pis de Torro el perrito de la familia; pero después de reñirle varias veces nos dimos cuenta que la lavadora era la que había “hecho su gracia”.

“Señora sólo se trataba de las gomas” dijo el buen técnico.

Listo. Se despide el técnico. Silencio sepulcral. ¿Y la Critter?

Cariñooooo ¿dónde estáaaaas? a lo que ella responde:-Mamamamamama uaaaaaaamamamama blablablu.

El sonido sale del baño del cuarto principal.

Lo que relataré a continuación es la verdad y nada mas que la verdad.

La pequeña monstruo ya se pone de pie- aunque aún tambalea- y en esta ocasión estaba con las piernas mas firmes que nunca con la taza del retrete (escusado) totalmente abierta y con su cabecita dentro de éste lamiendo el disco verde gelatinoso del “Pato Purific”.

Llamada a 911, ¡ah no! ¡aquí es el 112!- ¿Urgencias? ¿Pediatra? mi hija asesinó a un pato.

Me hacen la pregunta del millón: -¿cuánta cantidad ingirió? Ante la duda, la mejor receta es la observación.

Tercer y último acto:

La intranquilidad me invadía. Nada como dar un paseo. Al menos el sol de estos días da una tregua al frío de Lionville.  La Critter sonrié y da gritos de emoción. Todo pinta de maravilla. Un cafetín y listas para regresar a casa a la hora de la comida.

Giro la llave, oigo ladridos de emoción, abro la puerta y la primera imagen que me encuentro es la de Miami Beach. No por el calor, no por el estilismo y la moda; si no por que mi perro está surfeando de un lado al otro del salón a la cocina por encima de un charco que parece el Mar Atlántico.

¡La maldita lavadora! ¡Si el técnico dijo que las gomas estaban bien!

Operación Maestro Limpio (Don Músculo en estos lugares de la Madre Patria). Empapar fregona, escurrir cubo, niña gritando, perro surfeando. Dalí no podría haber ejemplificado mejor el surrealismo.

Cinco cubos de agua después, logré calmar a la niña a la fuerza de galletas “María”-Ave purísima galleteril que todo lo puede- y comencé a preparar la comida. Papilla lista. Sopa papá y mamá oso caliente, pechugas a la plancha y en eso lo inesperado. El climax a toda obra de suspenso: un suicidio.

El bote nuevo de la mayonesa decidió que la vida era demasiado para él, o ella si hablamos de “la” mayonesa. Se tiró desde el tercer piso de la nevera para desafiar a todas las leyes del plástico y romperse por la mitad. Todo tiene un final feliz.

¿Cómo se llamó la obra?

Desmadreando. Día perfecto para iniciar el blog.

 

Imagen vía M Glasgow

You May Also Like

31 Comments

  1. 1

    Te había visto varias veces por las redes e incluso te sigo en Twitter, pero nunca había comentado. Hay que ver lo que me he reído con las últimas entradas de tu blog (aún no lo he leído entero), pero he decidido saltarme todo y ver la primera de todas, y al llegar al momento en que llegas a casa y ves al perro surfeando decidí llamar a MaridoBello entre risas para leerle toda la entrada. El resultado, lágrimas de risa contagiosa y pausas para poder seguir. La imagen del perro surfer puede conmigo jajajaja y lo del suicidio de la mayonesa, para partirse. Sin duda, uno de los mejores posts que he leído en mucho tiempo. Te seguiré muy de cerca, me encanta como escribes. Felicidades por un blog tan sincero y tan divertido, y gracias por contarnos tus aventuras. Un beso! 😀

    • 2

      Madremaya ¡gracias que ilu! eres como yo de las que se va al inicio para ver que desató la locura…y si desde ese día ¡temo a la lavadora! 😛 Y he aprendido que la mayonesa nunca jamás en la puerta lateral…han disminuido el índice de suicidio con estos aprendizajes. Un besote desmadroso y ¡bienvenida al desmadre! 😛

  2. 3
  3. 5

    NO HABÍA LEÍDO LA PRIMER ENTRADA DE TU BLOG, UN DÍA NORMAL EN MI VIDA, ME ENCANTA XQ ME SIENTO IDENTIFICADA CONTIGO Y AL FINAL DEL DÍA ME HACES REÍR DE MIS PROPIAS PENAS, DE VERDAD GRACIAS ERES UNA GRAN TERAPIA PARA MI ESTRES DE MADRE, BESOS

    • 6

      Lore y ustedes son una GRAN terapia para mi estrés del día a día ¡gracias por leer y comentar! un besote desmadroso

  4. 7

    Hola desmadres!! Yo también te conocí por medio de baby center y tenía curiosidad de leer más entradas tuyas y esta primera es genial, me he reído con lo de de que tu hija asesinó al pato (aunque a mi me hubiera dado el patatús de ver a mi hijo haciéndolo) jajaja y lo de tu perro surfista bueno que me he carcajeado, me gusta mucho la forma en que escribes y que vas en contra de esa maternidad color rosa que en si tiene de todos los colores! Saludos desde el DF, México!

    • 8

      Mariana ¡gracias por venir a ésta tú casa! y rascar un poquito más…la maternidad tiene todos los colores y eso es ¡lo bonito! pues para ver el rosa hace falta toda la gama de colores para quedarnos con lo más bonito. Te mando un besote desmadroso

  5. 9

    Desmadres:
    Esta primer entrada te define a la perfección, más he de decir que se nota una evolución muy positiva de tus primeros escritos a la fecha.
    Te lo dije y comienzo a cumplir. 😀

    • 10
      • 11

        No. No me gusta releerme. Nunca había compartido nada de lo que escribía. ¡Menos para recibir feedback, comentarios o cualquier otra cosa! ¡Pánico escénico! Así que mi curiosidad te preguntaría por qué la pregunta pero creo que no quiero saber…. jajajaja un besote desmadroso PS A mi defensa no soy escritora jijijij así que no me lo tome muy en cuenta…

        • 12

          Haces bien, yo suelo de repente releerme, como mucho de lo que escribo son traumas, resulta que termino riéndome de lo que antes me causaba angustia.
          Un besote bonita!

          • 13

            Loca que no me releo ¡segunda indirecta! jajaja pero si resulta que uno saca todo y canaliza 😛 un besote desmadroso

  6. 14

    Tenia curiosidad de ver como empezaste tu blog y no hubo mejor post jajaja yo que me esperaba el primer dia de tu criter lleno de feeling ups! olvide que lo escribias tu jaja no hay forma de haberlo empezado mejor 😛

    • 15

      Y le daba vueltas de qué y cómo contar y ese mero día dije “esto” ¿no podía haber sido peor? jajaja un besote

  7. 16

    holaaa te lei en babycenter y me ha encantado m identifico totalmentee, desde hoy m declaro tu fans jajajajaja ya he leido varias historias d aca y no hay mejor forma de describir mi vida jajaja besitoss

    • 17

      Estimada Virginia te tengo fichada en Babycenter 🙂 es un honor que vengas a esta tu casa y bueno que te declares fans ¡ya es lo más! Siéntate y abróchate el cinturón. El desmadre es peligroso 😛 Besotes.

  8. 18

    Ahí voy, que a mí si me retan…
    Pues qué te voy a decir, que el detalle del suicidio de la mayonesa es la gota que hubiera colmado el día de cualquiera, bonita manera de empezar el blog, así es como una se desfoga ;P

    • 19

      Mira yo no se si fue “la buena” o “la mala” suerte pero he encontrado en esto de bloggear la terapia perfecta así que bendita mayonesa. Vamos que así hasta propicio el suicidio colectivo de todos los botes de la nevera 🙂

  9. 20
    • 21

      Espera hija, disculparás las 17 veces que te he mandado la misma entrada! mi Critter se apoderó del ordenata y como venganza a que se lo quité decidió robarme el pañal lleno de mierda y pintar un cuadro en tercera dimensión en el salón– siento de verdad petarte el mail!!! ya lo he corregido! 🙁

  10. 22
  11. 24
    • 25

      Uf no se si tengas hijos pues si es así seguro que lo vives un día de estos, pero si no sigue disfrutando de lo que normalmente pasamos por alto: tener tiempo y dormir!!!

  12. 26

    Me encanto la forma, en que los actos están narrados cargados de simbolismo y de humor al mismo tiempo! Gracias por compartir 😉

  13. 28

    Me he reído un montón con la aventura en 3 actos. Estaré atenta a la próxima entrega de una “panchita” en “Smallville”.

    • 29

      Gracias Eriel13!!! Tuve que editar un pelín el lugar pero bueno Smallville es conocido por su morcilla, su frío y unos excelsos churros que te recomiendo ampliamente!!:=) Espero seguir leyéndote por acá!

  14. 30

    Se me figura como la canción esa de Amistades Peligrosas, la de “Satán te invade” pues de otra manera no sería posible tanta desgracia. Me quito el sombrero ante esas mamás pulpo—como usted—que tienen sólo dos brazos (y a veces ni eso) pero parecen invencibles.
    Será un placer leer sus peripecias.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>