8 cosas que nunca debes hacer en el gimnasio

Si de por si les decía en mi post anterior que no tengo casi tiempo para nada, pues ahora imagínense que para aprovechar las horas muertasesas que tenemos todas las madres no por el hecho de no hacer nada durante éstas; si no por el hecho de ser horas que no puedes ni con tu zombieser- he decidido apuntarme al gimnasio.

No por moto propio, debo confesarles, ni por querer tener el cuerpo perfecto para el verano puesto que ya estamos en puertas de julio y me da que no llego a tiempo. Si no porque apunté a Critter a clases “intensivas” de natación. Eso significa que mamá tiene que estar “intensivamente” durante cuarenta minutos encerrada en un gimnasio.

¡CUARENTA MINUTOS! ¡En un gimnasio! Tiempo récord que ni zumbeando. Así que mi pensamiento fue muy fácil: ¡Ay señor! estar sentada frente a una máquina de Cocacolas y otra de chuchesguarradas durante cuarenta minutos viendo por un cristalito como toma agua de pis-cina mi pequeña bestia era demasiada tentación para el body. Así que opté por la opción ¡haré ejercicio! ¡Si Rocky Balboa pudo…yo también! Tan tan tan tan tan tan tannn taaaaaaaan… (leer con el ritmo de la canción de la película imaginándome en un outfit homeless como éste para el gimnasio).

gal_12_maitena0605¿Y saben? Hoy en mi primera incursión “gimnastíca” después de mucho tiempo de no agitar las carnes aprendí 8 cosas que NUNCA debes hacer en un gimnasio y quiero compartirla con ustedes:

1. Si estás recién parida no se te ocurra “empelotonarte” toda entera en los vestidores.

Digamos que en comparación con las “señoras mayores” tendrás un cuerpazo pero cuando llega una niñata de 18 años sin sujetador y en tanga y en eso volteas a ver la imagen que regresa el marditoespejo sabrás que no eres la más “buena” del reino pero lo peor de todo es que verás las nuevas rodilleras que te quedaron de pechugas y tu bragafaja color piel que deja entrever -a traición- la celulitis de tu culamen. Por lo cual te entra una vena psycho aprovechando “el momento ducha”y estás a puntito de sacar el cuchillo y querer filetear a la niña. ¡Nada más porque si! Por envidia pura y cochina. Porque ni a los dieciocho estuviste así de buena.

2. Si crees que tu alma es joven y optas por el “yo también puedo usar tanga para el gimnasio y verme a la moda” ¡olvídalo!

Ir a una clase de spinning con tanga es patético. Tan sólo miraba a la niñata de enfrente deseándole que tuviese suficientes arándanos para salvarla de la cistitis posterior. Y al ver que se bajó de la bicicleta como si nada y yo me bajé como si hubieses montado en caballo desde el viejo oeste al desierto del Sahara caí en cuenta que la que tendrá cistits, agujetas y dolor de flato seré yo muy a pesar de la bragafajota protectora a lo Bridgitte Jones.

3. Nada como ser madre para entender por fin porqué hay vestidores para “niñas” y vestidores para “mujeres”.

Critter ya la había liado una vez preguntándome si una señora estaba embarazada cuando en realidad es que le hacían falta cinco abdominales de nada para lograr tener la tripa perfecta. Pero esta vez, al estar una chica joven sentada con una depilación de esas “moderrrnaaas” mi querida bestia me pregunto en voz un poco alta: ¿Mamá esa chica tuvo piojos y le cortaron el pelo? Hace falta aclarar que últimamente hago énfasis que si no se lava el pelo, le saldrán piojos y que yo no pienso quitarle ni uno y que le pasaré la maquinilla dejándola pelona. Si…¡lo confieso! me atraganté de la risa. No pude disimular ni un poquitín.

4. Si quieres aparentar ser de esas que “van al gimnasio” no olvides las normas de etiqueta de cualquier persona deportista: no te pongas una banda en el pelo de esas que disque ayudan a evitar que caiga la perla de sudor por la frente,  no uses unos pantalones de licra debajo del body y evita ante todo ¡por amor de Dior! usar maquillaje (aunque seas madre y quieras disimular las ojeras) que queda fatal ir saludando a todo quisqui mientras exudas capas de color “mascarilla”. ¡Arghhh!

5. Nadie lleva puesto la llave de la taquilla en la mano.

Eso es de principiantes. Yo quise aparentar ser “cool” y por no ponérmela la perdí. Tener que salir en bañador a la recepción a ver si me podían ayudar a abrir la taquilla para sacar mis enseres ha sido el show más bonito que he montado últimamente. ¿Me pueden explicar dónde la meto si no? A mi que me perodonen pero ya estoy yo muy mayor para ser cool en un gimnasio, eso se la dejo a la de la tanga.

6. El efecto Narciso es preciosismo puro.

Pasar por la sala de máquinas y ver a los fortachones invocar al poder de Greiscol mientras miran su musculatura He-man en los espejos es altamente terrorífico. Por eso por ahí yo no paso. Dan yu-yu. Lo mejor es que escuchas historias de “todo es natural”. ¡Patrañas! Como la Elsa Pataky vamos que para lograr esas naturalidades más allá de ser masoca hay que pasar por cuchillo si o si.

7. Hay que mantener un balance siempre entre “aparentar” ser cool y no ser un alma solitaria.

Yo es que soy más de las segundas, de las que prefiere pasar desapercibida, de ser posible que nadie me reconozca ya que la versión sudorípara y rojatomate muertamatá no es la que más me favorece. Como tampoco me favorece ir a pedir estúpidamente que me ayuden a abrir la taquilla porque perdí la llave. Desapercibida cuasi nivel ¡todos te vieron resbálandote por los pasillos principales!

8. Cuando salgas por la puerta del gimnasio y te duela hasta la nariz haz el juramento “Terminator”:

¡Volveré! Aunque me duela hasta la nariz, la mente y el amor propio pero ¡VOLVERÉ!

 

You May Also Like

28 Comments

  1. 1
  2. 2

    Es la historia de mi vida, tal cual (salvo por el pequeño e insignificante detalle de que no tengo niños). Yo voy a las 11, y además de la ocasional niña-del-tanga, me tengo que enfrentar a la visión de ancianos bien pasados sus 70 que están más en forma que yo. Te prometo que no lo entiendo. Llego al gimnasio y están ahí. Salgo de spinning reventada y ellos se van a las máquinas a darse más caña. Me voy a casa derrotada y siguen ahí, sin una gota de sudor. No entiendo nada.
    Mi momento de humillación máxima fue el primer día, que aparecí con unos shorts y casi muero en spinning, primero de vergüenza porque todos iban con sus mallas que les quedan perfectas porque están super tonificados y yo ahí luciendo retención de líquidos, y luego porque me rozaban los muslos con el sillín. Pero he vuelto!! Y eso en sí ya es una victoria.

    • 3

      Has vuelto y además me digas lo que digas ¡con carnes prietas! que los hijos dejan una secuelas duras (y mucho amor oiga pero al fin y al cabo se nota) Yo tengo que re-volver—pero ya sabes lo dejo como propósito de año nuevo. Un besote desmadroso

  3. 4

    jajaja me parto con lo de los piojos!! jajaja
    Y eres toda una valiente enfrentándote a un gimnasio de los que deben ser de atodaregla! Tu no decaigas! que si no consigues esos musculotes al menos te llevarás a casa una dosis de salut muy buena.
    Un saludo!

  4. 5

    Jajaja gracias por recordarme todos los motivos por los que no debería inscribirme a un gimnasio jamás! Mejor me quedo con mis deportes al aire libre, esos si te dan espacio solitario, necesarios cuando se te queda atascada la tanga¡ Jajajaja

    Que bueno tenerte de regreso!!!

  5. 6
  6. 7

    Esa es la filosofía, a volver! Y verás como le vas cogiendo gusto 🙂 Aunque a mi tampoco me emocionan los gimnasios, correr al aire libre etc me gusta mucho más. Hay demasiado rollo social innecesario en la mayoría de ellos para mi gusto. Ánimo amiga! Un besazo y a lucir cuerpo Serrano 🙂

  7. 8

    Me he reído mucho, para más señas te estoy leyendo justo volviendo del gym y hoy he regresado hasta con depresión. Yo nunca he sido alta, ni delgadita, ya lo sabes… pero sí he hecho siempre ejercicio, pero lo triste de vivir en Budapest es que todas las mujeres (incluso las recién paridas) están más buenas que yo. Pero siempre vuelvo, igual que tú 🙂 A la de la tanga, pues ya le llegará su día de llevar la faja 😉

  8. 9

    La fauna del gimnasio merecía un repaso así jejejeje! Muy bueno lo de la chica del tanga… Para mí lo peor fue ponerme en una cinta para correr y que en las cintas que tenía a cada lado se me pusieran el típico chulito de gimnasio de esos que dan yu-yu y la típica chica del tanga a ligar entre ellos, darse los teléfonos y promerterse buenos polvos. Todo eso conmigo en el medio…en fin…besos!!!

  9. 10

    jajajaja me has hecho transportarme a mi primera vez en el gimnasio, que desafortunadamente fue hace 15 cortos días y aun me quejo de dolor en todito mi cuerpesito! jajaja… si vieras ni lleve aguaaaaaa!!! no sabia ni como prender la maquina… menos mal el instructor era como buena gente!.. eso si, le aclare en primera instancia que era mi PRIMERA VEZ asi que tenga paciencia y enséñeme!. no tuve nisiquiera q guardar nada en el locker asi que no tuve problemas con la llave, pero vi a algunas mujeres q si la tenían y te lo comparto y me parece genial.. no se como amarran la llave al cordon de los tennis. y listo no te estorba y no se te pierde.
    desafortunadamente no puedo ir tan seguido pero hago ejercicios en mi casa porq era de las mamis que quedaron divinas! después del parto.. pero q por culpa de la trimestral antibabys subi de peso demasiado y ahora lo estoy pagando. saluditos!

  10. 11
  11. 12

    ¡Hijoles! ¡que buenoque nos cuentas esto, ahora que ya no tengo tiempo ni para una cana al aire, menos para meterme al gimnasio, (cabe reclacar que mi tiempo “libre” lo uso para dormir) me acordé que a mí me pasaba eso pero desde antes de tener a Emiliano, pues siemrpe he sido “rellenita” jajaja, ahora son rellenita aguadita jajajaja, tal vez opte por videos de zumba y ponerme a dar de bricos en casa, al menos sólo Emiliano se reirá de mí.
    Ánimo, las que son guapas, son guapas, en ropa deportiva y aunque pierdan las llaves. 🙂

  12. 13

    ¡¡Cuánta razón tienes, hermosa!!¡¡Qué sabias palabras!! Lo del maquillaje es un asquito de los grandes, de los gordos y de esos que ves en rostros ajenos y se te queda la imagen grabada en la retina durante años.. sí, yo aún padezco ese recuerdo.
    Pero como te decía.. ¡¡dele, no se aguante las ganas que lo mismo somatiza y toso!! Si en el fondo, si le arrea a la del tanga, lo está haciendo por ella, para que vaya empatizando con las que llevamos más tiempo siendo jóvenes… ¡¡hombre, ya!!
    Bss mil!!

  13. 14

    Mujer, el tanga no tiene que ser cómodo ni con 15 años ni 50 para ir al gimnasio. ¡Ay eso de la panza gorda que d a pie a pensar que se está embarazada! He convivido toda la vida con eso. Yo abandoné mi gimnasio en el 6 mes de embarazo y ya no encuentro el momento de volver.

  14. 15

    Jajajajaja. Bueno es saberlo por si un día me da la locura y me apunto a uno. Dudo que suceda pero nunca se sabe, así que mejor ir advertida de lo que me voy a encontrar. Por cierto, si averiguas el misterio de la llave de la taquilla nos lo cuentas, que me he quedado intrigada con ello. Un besote!!!!

  15. 16
  16. 17

    Estás como un cencerro, para que te apuntas a un gimnasio si ya estás buenorra? Y lo más importante, como eres capaz de separte de los niños, pásame la receta, o la persona con quien los dejas, porque yo no consigo hacer nada, sin tener a dos sombras pululando a mi alrededor. Como no me las lleve al gym conmigo…

  17. 18

    Me encanta lo de la frase Terminator…yo nunca he ido al gimnasio, y eso que he dibujado muchos!! Lo que sí recuerdo es cuando en verano siendo adolescente iba a natación y me metía en la ducha…lo pasaba fatal y no me gustaba nada que me vieran..desde luego yo no era como la chica del tanga que describes!! 😉

  18. 19

    ¡¡Ánimo guapa!! Tú puedes. Yo tengo que animarme porque este embarazo está acabando con mi espalda, y las clases de aquagym me están llamando a gritos, a ver si consigo ir esta tarde.
    Si ir con tanga post-parida es patético, imagínate en bañador olímpico preñada, pero nuestros cuerpos nos lo vana agradecer.
    Besazos.

  19. 20

    Ay reina! Lo que me he reído con esta entrada y lo muy identificada que me siento, no porque me haya pasado, sino porque no quiero que me vaya a pasar 😀
    Besos, abrazos y un frasco de fresca-pié 🙂

  20. 21

    Jajajaja he reído como loca afortunadamente no me ha pasado lo de la llave pero si lo la envidia a la chica de 18
    Lo bueno de ir al gym independientemente de estar en forma y la salud es desconectarme un poco de la rutina conocer otras personas y sacar estrés
    Excelente inicio de semana!!!!

  21. 22

    Yo he optado por ir al gym a las 6am o a las 10am. A las 6 solo estamos yo y un par de señores, y a las 10am unas señoras cincuentonas que van a las clases de pilates y pasan olimpicamente del área de las máquinas, así evito que mi moral se sienta machucada y puedo disfrutar de la eliptica en paz sin nadie que mire como las carnes van rebotando :/ , besos

  22. 23

    Te extrañaba.. wooow fuertemente.jajajajajajaja y me rei hasta q me dolio la panza.. yo no he ido
    Opte por fitness at home.. levanto la perola de cloro y cera .cosas asi. Porq me da peeeena ir siiii penaaaaa..
    Tengo espitu mayor lo se.. pero noo ahora esta la moda de los super shorts y yo sigo en los 50’s maximo la pantorrilla
    Besos y suerte cariño

  23. 24
  24. 25
  25. 26

    jajajajaa! muy bueno lo de la llave, sólo fui una vez al gym con una invita de mi cuñada. Estuve en el DIR y flipé del postureo que viví allí dentro. La sala de máquinas daba miedete como dices, las churris iban todas divinas y vi gente muy pro… tuve miedo, me sentí patética y me juré que nunca más volvería a un templo así…
    Ahora que tengo las piernas flojas y con retención de líquidos me cago en todo cada día… y el otro día dije que me iría a correr cuando tuviese la xurrumbela para sentirme sexyculoduro otra vez, eso sí, nunca más me pondré tanga, paso!
    De hecho el otro día en el evento de mujeres blogueras que salió una chica a bailar salsa, me acordé de mi tipín de jovenzuela cuando la vi bailando con su vestidín a lo mamachicho… cada vez que veo unas piernacas tonificadas me da algo… pero bueno, este verano luciré panzón y culo flojo!
    Ánimos guapa que tú puedes con eso y más! tu no mires a nadie y a lo tuyo, que con esa cara bonita que tienes quién se fijará en tu cul? venga yaa! guapérrima!!!!

  26. 27

    Jajaja no he ido a un gimnasio en mi vida, pero leyendote me reafirmo: no pienso pisar esos antros del infierno! El tipín postparto que se me ha quedado después de fabricar dos bestias, ahí se queda, y a quien no le guste que no mire. Ay a ver si sigo pensando igual el mes que viene en la playa…

    Lo de perder la llave, seguro que no eres la primera y en recepción habrán visto cosas peores 🙂

  27. 28

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>