Viajes trasatlánticos con pequeñas bestias

Toda madre que pretenda viajar ha pasado por las siguientes búsquedas en San Guglé:

 Como viajar con niños

– Volar en avión con niños

– Consejos para que el jet lag sea más llevadero

– Como entretener a un niño en el avión

Vamos esas son las búsquedas lógicas. Sabemos bien que también podremos encontrar:

Como ligarse a la azafata (vuelo y niño arroja ese resultado inténtelo no es broma)

Juegos eróticos en el avión (no ponga esos ojos yo también lo pensé pero existe de todo en este mundo)

Y otros resultados muchos más hardcore pero que se los dejó a sus mentes cochambrosas o a sus búsquedas digitales.

Además de esto, las madres con ímpetu viajero hemos visitado todo tipo de foros buscando los consejos perfectos para hacer las horas de vuelo más placenteras y el jet lag menos sufridero.

Temo decirles algo: NADA FUNCIONA.

Bueno miento hay algo que es irrefutable: las tremendas ganas de viajar.

Si usted tiene en mente durante las 12 horas de vuelo trasatlántico “esto es algo que yo deseo y que nada ni nadie estropeará” pues tiene la mitad del camino recorrido. No habrá llanto, vómito, fiebre o quejido que le quite a usted la imagen mental perfecta. Eso y unas cuantas gotas de San Apiretal- o Ken pharma- que luego por una amiga farmaceútica me enteré que me habían dado la marca libre. No obstante, cabe aclarar que su imagen mental de la vacación perfecta será sólo eso: una quimera. Es lo más parecido a un Oasis que he vivido.

Yo que me imaginaba tumbada en la playa viendo el azul turquesa del Caribe, el sol bronceando mi blanca piel, una margarita hidratándome y un negro abanicándome pues me da que de esto sólo el azul turquesa fue cierto. Mi piel siguió blanca, de la margarita sólo sorbí un par de tragos y el negro fue mi Semenator que me dio “aire” para cuidar a su hija mientras el disfrutaba del concepto “todo incluido” del hotel. Vamos que el paquete todo incluido de la vacación perfecta de mi macho alfa manifestaba la “libertad condicional de la familia”. Es decir mientras yo me voy a la playa tú te jodes encargas de la bestia.

vacaciones para madre

No obstante pienso darles unos cuantos consejos que la vida- bueno más bien dos viajes cruzacharcos- me han curtido como cuasiexperta.

– Para viajar el niño mientras más pequeño mejor. Uno cree que es peligroso, incómodo y que es una crueldad. Nada de eso. Se puede solicitar una cuna, los horarios son más marcados, se entretienen con cosas sencillas: los vasos de plástico y las revistas son un gran descubrimiento. Vamos de haber sabido hubiese viajado a mis anchas de los 4 a los 8 meses de la Critter.

-Nada como sonreír mucho y hacerle la pelota desde la señorita del mostrador hasta la azafata. Esto puede llegar a significar la diferencia entre la vida y la muerte. Cuando la Critter tenía 6 meses me dejaron subir la Maxi-Cosi bloquéandome un lugar para ella con todo y silla. Ahora a sus 12 meses en el viaje de regreso me dejaron una fila de 4 asientos para que la pudiera tumbar (vamos hubiese sido la ostia repera sólo que eso de tumbarse con mucha luz, ruido y estímulos no es para la Critter).

– No se lleve el belugaboo. Invierta usted en una carreola muy cutre pero duradera de fácil plegado o si eso en un cubrecochecito por que los desgraciados les vale y manipulan tu cochecito como maleta. Mi belugaboo gris plata regresó de color negro- eso más el merecido regaño de Semenator me hizo aprender.

– Invierta usted en un portabebés cómodo. Nada como pasear a la bestia pasillo arriba pasillo abajo y sobre todo a la hora de tener que cargar bolso, pañalera, juguetitos y compras uno no se da a basto con las ocho manos que proveyó Dios a toda madre. Además temo decirles que a pesar de que uno pueda llegar hasta pie de avión con cochecito no significa que a la bajada se lo tengan a la puerta- de normal uno tiene que ir hasta la salida a la zona de recogida de equipaje a recoger su cochecito. Eso significó caminar un largo trecho con la nenita en brazos.

– De ser factible recomiendo ampliamente solicitar los asientos de hasta adelante. Que no le de reparo joder a todo el avión. Es el momento de la venganza. ¿Acaso usted no se ha chutado el lloro de algún niño? Pues eso. Es la hora de decir: aquí les va mi orquesta. El lugar de hasta adelante tiene un poco mas de espacio que permite estirar las piernas, poner el arsenal de toallitas y de pañales, poder poner al niño un poco en el suelo a que se estire y si es necesario tumbarse a dormir en el suelo mientras que la Critter se despelota a sus anchas en los cuatro asientos que le brindaron.

-Lleve una manta que no le importe tirarla después para poder colocarla en el suelo a forma de tapete para juegos.

-Vista a su bestia de manera cómoda. Vamos que olvídese de las cien mil capas, eso lo dificulta todo en caso de cambio, vómito, manchas o refresco tirado encima.

-Ipad, ¡oh bendito!, qué haría yo sin él. No sabe lo que da de sí. Es una GRAN GRAN inversión.

– San Apiretal es obligatorio. No me salga con chorradas de herbolarios o de que yo no le doy a mi niño nada de nada. Vamos esto es por el bien del niño y sus oídos-bueno y un poco por el bien de las Santas Madres aunque de Teresa solo tenga la a al final de mi nombre y no conozca Calcuta. Vamos que de Santa tengo poco.

-Obligatorio viajar con pareja o alguien quien pueda sostener a la bestia para ir a echar el agua de riñón cuando se es necesario. He viajado sola y eso de sostener con una mano a la niña en el lavabo del avión mientras la otra baja pantalón es un riesgo muy elevado. Digamos que nunca mejor dicho su hijo podría caer de una altura significante.

– Lleve mucha comida para entretener. Los gusanitos fueron probados por cada uno de los pasajeros se lo puedo asegurar. “Ay que niña tan mona” y la Critter alargaba la mano y compartía y pues eso “todos a comer gusanitos”.

– Cargue su ser con muchas notas mentales del tipo: No me importa lo que diga la gente, no me importa que me hagan shhhhh para acallar los llantos inconsolables de mi hija, no me importa las gilipolleces del tipo “mira tú si hay que tener uno de esos- refiriéndose a mi hija- para poder pasar antes al avión” . Usted solo uploadee la imagen mental del mar, silencio, margarita, éxtasis. El resto es ruido de turbina.

-Si puede enséñele alguna gracia a su bestia. Por ejemplo, la Critter aprendió a dar besos tronados. Así que le abrimos la revista del avión y apareció Matthew Mcconaughey y le daba besos a la foto una y otra vez y todos partidos de la risa. Si es que la tengo bien entrenadita…y de que la puedo culpar como pa no darle besos al macizorro… La empatía y la simpatía hacen que los pasajeros sean benevolentes con usted. Algunos hasta le harán palmas palmitas o algún tipo de juego y su bestia será apaciguada de manera ajena.

En cuanto al jet lag:

-Heme aquí a las 2:30 am escribiendo un post. Por lo cual no se puede hacer mucho.

Los primeros dos días de llegada al destino y al regreso son duros- es decir muy jodidamente  duros. Su bestia tendrá el hambre a horarios locos, no le bastará el biberón pues quiere algo sólido y no entiende que no pueda jugar con el “guau-guau” a estas horas. Eso sumado a gritos desconsolados de “mammamaaaaaa” pues bueno es un tanto agotador.

Nota: De ida todo es mucho más llevadero, la resaca vacacional de regreso hace que sea un infierno.

Una vez pasado el avión y el jet lag la vacación ha llegado. El agua les flipa, el calor los agota y duermen como angelitos y bueno si la madre se echa unas cuantas piñas coladas pues hasta la paciencia se acrecenta.

No lo duden- les recomiendo viajar, mientras más lejos mejor.

Recuerden- suelo mentir- así que ya dependerá de usted si descubre o no cuales son las mentirillas piadosas de este texto.

 

You May Also Like

24 Comments

  1. 1

    Me encanta el post. Justo me toca decidir si me voy de vacaciones en el verano en un vuelo de 10 horas con el Chiqui de 2 años…me da miedo que algo le pase durante el vuelo y termine en tragedia.
    Es un chico sano pero de pronto el abuelito me ha hecho pensar que es muy peligroso ir tan lejos con el nene pequeñito.
    🙁

    • 2

      No pasa nadaaaaaaa 😛 sólo ármate de paciencia y antes de despegar y a la hora de aterrizar dale biberón, teta o chupete para que los oídos no le duela y lleva un Ipad o muchos libros con pegatinas y para colorear. La clave es distraerlos 😛 un besote desmadroso

  2. 3

    jajajaja un manual sin duda genial para cuando me decida a viajar en avión con la NSN y el PNSN… Aún no nos hemos lanzado, pero tengo ganas… Además estoy contigo que ahora tiene que ser mucho menos peligroso que cuando ya tenga un añito como la querida Critter jeje. La verdad que lo que dices es mental, visualizas el destino y en tu caso era el mejor posible y todo lo demás se ve de manera distinta jaja.
    No será trasatlántico, pero estamos pensando ir a Londres, ya te pediré consejitos desmadrosos jaja
    Besos!!!!

    • 4

      Yo fui a Londres embarazada 🙂 ahhh me hiciste recordar lindos momentos. Mira yo tengo alma gitana y me encanta moverme a todas partes. De hecho por cuestiones familiares todos bueno cuasi todos los fines nos desplazamos en coche asi que digamos que me hago a la idea de las cosas malas y siempre pesan mas las buenas. Cuando quieras te digo mas cositas 🙂 un besote

  3. 5

    Ufff yo no he viajado todavía en serio con Evita, he tomado buenos apuntes para cuando me anime a tomar un vuelo, me reservaré una maleta para los moskis.

    Bxsssss, Laura

  4. 7

    Voy a parecer la bruja de Blancanieves pero, como ahora está de moda en Hollywood, diré que es porque soy trendy. De los nervios me pone viajar con niños pequeños en el mismo avión, tren, barco o patinete!!! Hala, ya lo he dicho. Qué a gusto me he quedado. Por lo demás, espero que hayas disfrutado mil de tus vacaciones. Besotes.

    • 8

      jajajaja te entiendo—vamos yo también cada vez que la suerte me ponía a una bestia delante hacía hasta lo imposible por cambiarme de sitio—-ahora que soy madre pues ya sabes “la venganza se sirve en plato frío” y ahora la que doy la orquesta soy yo. 🙂

  5. 9

    Mis viajes en avión han sido de máximo 1 hora o yo me pondría histérica (no me gustan los aviones). Las niñas se comportan muy bien por suerte, la bebé de 1 año 8 meses espera a que digan que el avión va a despegar para dormir y despierta después del aterrizaje y mi hija mayor le hizo preguntas a mi novio durante todo el viaje.

    ¡Ánimo y que pase pronto el jetlag!

    • 10

      Que envidia me das—la Critter nunca ha sido de dormir mucho y al revés los estímulos de gente, ruido, vasitos, botones que apretar el alucinan 😛 así que en el vuelo de ida que fue de día pues genial pero en el de noche la madre y el resto del pasaje quería dormir y la Critter nada de nada!!! fue la muerte!

  6. 11

    Genial! Y tan reaaaaaalllll! Hasta ahora nuestros vuelos han sido todos más cortos (máximo 3 horas y media), así que imagino que lo de las 12 horas de vuelo, debe ser una auténtica pesadilla. Como tú bien dices, hay que pensar “esto es lo que yo quiero, esto es lo que yo quiero, esto es lo que yo quiero….” je, je. ¡Me encanta el post!

    • 12

      Lo peor de todo es que por más que quise mentir todo es tan real como mis dos días durmiéndome a las 4 de la mañana—uf no me tengo en pie. La verdad fuera de todo y aunque las vacaciones no sean ese paraíso que eran de joven y soltera buajajaja pues vale la pena y eso si debo confesar que prefiero el avión que al menos te mueves que el coche que eso ya es insufrible. Gracias por leer 🙂

  7. 13

    Buff, pues no sé, no sé… bueno, qué narices! Sí sé, la verdad es que el Caribe siempre merece la pena y quién algo quiere algo le cuesta, no?

    Yo desde que tengo dos he limitado hasta mis fantasías de viajes, al menos hasta que estén un poco más grandecitos.

    Bienvenida! Besos

    • 14

      La verdad es que todo viaje merece la pena. Mi filosofía es si puedo y se de la oportunidad no hay que ni pensarlo. La vida es corta y más vale dejar las comodidades para la muerte 🙂 aunque por ahora creo que la muerte ha sido estos dos días sin dormir

  8. 15

    Mira que me cabrea la gente que le hace SHH a los niños en los aviones…Coñe, son niños, un poco de paciencia!
    En fin, que la Critter con los gusanitos y los besos seguro que entretuvo bien al pasaje. Besos!

    • 16

      Pues el encanto sirvió un poco para apaciguar los ánimos pero la vuelta si fue dura—estuvo 5 horas llorando seguido….así que ya no hubo simpatía que valiera. 🙁

  9. 17

    Perfecto, clavadito señora, porque cada vez que pensaba en tí y en tu viaje envidia cochina me dabas, así que me mentalizada pensado, pero el viaje de avión que??? eso habra sido la leche??? pues eso sigues siendo mi heroina, eso si lo del belabeguuu lo tengo yo aprendido y eso que sólo suelo viajar hasta bilbao menuda capota me dejaron, desde entonces, silla paraguas de las baraticas…. Del tema camuflar al personal tengo al Monillo bien amaestrado. De todos modos en breve me toca la primera experiencia en tren largas 5 horas, me temo que me conoceres a todos los pasajeros, ya os contaré….

    • 18

      Pues mala amiga tenías que haberme advertido lo de la silla baratica!!! La verdad es que depende de la suerte y el día de la bestia por que el viaje de ida lo hizo fenomenal, vamos que lloro lo justo solo pa coger el sueño—pero el de regreso ha sido la leche—5 horas seguidas de llanto inconsolable. Me da que era cansancio, un poco de dolor de oidos y que no esta acostumbrada a dormir con ruido y pues eso…. en fin en tren al menos te puedes mover.Ya nos contarás.

  10. 19

    Yo diría que como dirían que alguna mentirijilla piadosa si hay, yo solo he ido con el peque en avión a Mallorca, una hora aproximada de vuelo, y en alguna ocasión, me sobraron 45 minutos, jejeje…y las 5 horas de viaje en coche a Cantabria, un auténtico horror, con decirte que para el regreso salimos a las 23h, para que fuera dormido…un acierto!!!
    Aún así, estoy contigo, a viajar, que con la práctica, le iremos cogiendo, el truco…

    Y tú eres ejemplo de mamá valiente…

    Y ahora que estás aquí, no escribas a dos post por día, que no va a ver manera de seguirte, :)!!

    • 20

      Lo sé lo sé pero tengo contenidos 10 días sin escribir—jajajaj está bien le bajaré a mi intensidad unas rayitas.
      En cuanto a los viajes en coche LOS ODIO te juro que prefiero un viaje a China en avión—al menos en estos te mueves, hay distracción. El coche entre que el niño va amarrado y a ti te da torticolis de tanto voltear es la muerte. Como dices hay que coger el truco pero sin duda vale la pena animarse.:) besotes!

  11. 21

    Ánimo a estas horas. A ki me vino ahora mismo una mujer a pedir una receta d algo muy tonto porque por la mañana su médico lo se lo había querido recetar porque había abusado del producto.. Pedir a las 3:30 de la madrugada a un servicio d urgencias Polaramine para la alergia crónica.. Manda …. En fin, qué le voy a hacer. Prefiero un gin tónic en la playa que ver Frikis de la madrugada!!!

    • 22

      🙂 No se yo si cambiarte a tu señora por una recetita y mandarte a la Critter para que la entretengas o le des un somnífero poderoso—este jet lag me está matando!!!

      • 23

        Sobre los jet lag….. pufff, recuerdo una vez que tuve, al día siguiente de volver de un viaje a Japón, guardia de 24h en un hospital…. y madre mía, durante la tarde tenía un sueño que me moría y por la noche, estaba despierta como si me hubiera tomado un speed. Durante las horas que luché contra el sueño, recuerdo que mirando una radiografía me estaba quedando frita de pié y esa hoja de “plástico” negro, literalmente, se me cayó en la cara como si me estuviera atacando… jajaja, al final, de pensarlo, es que me partía, una radiografía me atacó por sorpresa¡¡¡
        Bueno, ánimo con los cambios de país y con los cansancios primaverales, que también afectan. Besos mil.

        • 24

          jajaja te imaginé perfecto con la placa devorándote y tu diciendo es una fractura que me está jodiendo la vida—y el paciente diciendo si es a mi y tu saliendo corriendo jajajajajajajajaja—-esta bien dejaré las drogas ya!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>