El verano es el tiempo de la felicidad

El verano es el tiempo de la felicidad…

Almudena Grandes

Llana

No encuentro mejor manera de describir éstos meses. Si pudiera resumirlo de manera rápida diría que ha sido un verano bonito. Un verano de oportunidades, de conocer nuevos sitios, de reencuentros, de familia y de felicidad.

Sé que he estado mucho más activa por Instagram que por aquí. Será que la “instantaneidad” de compartir el momento es más fácil. Así que me disculpo de antemano, pero estaba ocupada viviendo. Como dicen en mi pueblo: “no estaba muerta, estaba de parranda”.

El clima me afecta más de lo que yo creía. Es salir el sol y ponerme vestidos (da igual que esté blanca leche). El buen humor y la sonrisa vuelven a mí. Sé que hay personas que aman el invierno (una de ellas es mi propia hija), yo en cambio soy como Olaf me derrito por abrazitos calentitos del verano.

Volver a ser monomadre en Croacia

Mini Buggy Easywalker

Aunque ya habíamos hecho una escapadita a Londres en plan pareja, el viaje de verano en familia fue hacer un crucero por Croacia, Eslovenia, Montenegro y Venecia. Por lo que vi, está de moda porque muchos eligieron éstos países para darse una vuelta ¡y no me extraña! puedo afirmar que son preciosos.

Una de mis mejores amigas me escribió espantada preguntándome que cómo había dejado a mi hijo pequeño y no lo había llevado conmigo al crucero. Muy fácil. A partir de los dos años ya pagan billete tanto en el avión como en el crucero. Así que ésta vez al pequeño desmadroso le tocó disfrutar de los abuelos paternos.

Por éstas circunstancias, volví a ser “monomadre” durante una semana y me sorprendió. Es mucho más fácil de lo que yo me acordaba y claro, la edad de la pequeña desmadrosa ayudó para que el viaje fuese increíble.  De hecho, muchas veces me sorprendí de lo “mayor” que está hecha. No. No era un viaje para niños, el itinerario era de “no pares, sigue-sigue”, mucho calor, mucho caminar; pero ya habíamos vivido la Experiencia Balneario de Solares Castilla Termal con los pequeños. Aún así, algo que fue clave para mí y para mi pequeña desmadrosa para disfrutar por completo, fue viajar con una silla de paseo.

A los que me conocen saben que, aunque mis hijos estén mayores, yo siempre llevaré sillita. De hecho, es una constante pelea con el Santo porque dice que es ridículo que una niña tan mayor vaya en silla, pero ¡de lo que me ha salvado siempre llevar una!

Conocer sitios nuevos significa patear y patear durante horas, y ésto, a treinta grados centígrados, puede llegar a ser un gran suplicio para una niña pequeña de cinco años. Así que aunque vaya a la Warner, o vaya a Disneyland París o haga un crucero tengo clarísimo un mantra viajero: ¡a dónde yo vaya, silla llevaré!

Gracias a El Bebé Aventurero pude probar la Mini Buggy XL Easywalker Union Jack Vintage y acepto que fue un “aliviane”. Yo no conocía ésta marca de sillas de paseo, pero cuando le pregunté a Nerea (mejor conocida en el mundo como Peineta, Pintxos y mi Monillo) y ver éste video en su canal de Youtube me convenció del todo. Así que feliz como lombriz me fui yo a mi crucero con la Mini Union Jack Vintage  y mi pequeña desmadrosa disfrutó muchísimo de sus siestas en plenos tours en el cochecito más cool del verano.IMG_2315

Me sorprendieron varias cosas de la Mini Buggy Union Jack Vintage:

  • Los manillares son XL: crecen y se ajustan para personas más altas. ¡Un gran plus para mí  y para mi Santo!
  • La silla tiene un colcha “rica” como dicen los pequeños desmadrosos y les resultó muy cómoda.
  • Aguanta hasta 20 kilos (indispensable si tienes hijos mayores) pues tienen que soportar el peso para que el cochecito se maneje bien.
  • Me enamoró el diseño. Ya sé que con lo del Brexit muchos me hacían la broma de que llevar la bandera inglesa no era lo más apropiado, pero a mi me encanta.
  • ¡TE LLEGA ARMADA! ¿Tú sabes la de peleas maritales que he tenido yo armando sillas de paseo, del coche, o cualquier cosa del IKEA? Así que eso de abrir caja, sacar silla, tener silla lista ¡lo mejor de lo mejor!

NOTA MENTAL: Si me permiten un consejo que yo aprendí tarde es que si suelen viajar en avión ¡inviertan en una bolsa para la silla de paseo! Cuando fui madre por primera vez, me parecía ridículo proteger la silla. Claro, después de dos viajes a México en avión y dos sillas rotas, aprendí la lección. Así que ¡no lo dudes!

¿Recomiendas viajar en crucero?

Venecia

Me sorprendió que muchas me escribieron mensajes privados al Instagram comentándome si valía la pena viajar en crucero y más con niños pequeños. Para mí es un rotundo SÍ por tres factores:

  1. Odio hacer y deshacer maletas: el barco es una “casa” movible. Me encanta llegar desempacar una sola vez y conocer muchos sitios.
  2. Son divertidísimos: depende mucho del tipo de barco que sea pero suele haber muchas actividades para chicos y grandes.
  3. Una manera diferente de conocer los sitios: ver el amanecer o el atardecer desde el barco entrando a los sitios es increíble. Una de las cosas que jamás olvidaré  de éste viaje fue poder entrar a Venecia y ver San Marcos amaneciendo. ¡Una pasada!

Cerrando el verano

Venecia librería

Para cerrar con broche de oro, solemos subir los fines de semana al Norte de España, a Asturias, a disfrutar de los primos. A pesar de que éste verano no hizo tantísimo calor como el año pasado (lo sé porque no he tenido la necesidad de bañarme en las gélidas aguas del Mar Cantábrico), hemos podido ir a la playa con solazo. Uno que otro día tontorrón pero es ¡ASTURIAS! y siempre hay motivo para tomarse una fabadita para entrar en calooor.

Ahora toca volver a la rutina, el pequeño desmadroso entrará por primera vez a la guarde y mi mamá, después de convivir un tiempo con nosotros, se regresa a México….pero yo como las hormiguitas ¡ya hice mi recolección de “esferas de felicidad” para aguantar el duro invierno!

Así que resumiendo: un verano feliz…

Fotos propiedad de Desmadreando

 

You May Also Like

15 Comments

  1. 1

    Dile a tu santo que con 5 o con 40… nada se agradece más que poder sentarte o que te empujen cuando estás cansado!!! xD

    Qué bueno que hayas disfrutado tu verano, yo los odio y este ha sido especialmente antipático, pero ha estado bien viajar por IG 😉

    Y AHORA QUE VENGA EL FRESQUITO, POR FAVOOOOOOR! xD

  2. 3

    mira que yo dudaba si un crucero era bueno o no con niños, especialmente por lo de subir y bajar a caminar, pero creo que me has convencido con lo de no deshacer las maletas!!! lo de la bolsa para la sillita yo tambien lo descubri con una de las sillas rotas en un viaje santiago de chile-barcelona, y es un imprescindible a mi punto de vista, aunque las mias ya no la usan pero la tengo como bien dices, para estas ocasiones.

  3. 4
  4. 6

    Y yo encantada que hayas venido a conocer Croacia y te haya gustado tanto. La pena es no haber podido coincidir porque mira que estábamos cerca pero las fechas!
    Besos y a seguir que aún queda un poco de verano.

    • 7

      Sabes que me hubiera encantado conocerte caray…eso si ¡que bonita es tu tierra de adopción! así que espero volver pronto y en coche para patearlo bien bien a fondo… un besote desmadroso locaaaa

  5. 8

    A mi me ha encantado seguir tus andanzas veraniegas por IG han sido totales.
    Me alegro que te hayan sido útiles mis consejos, un honor.
    Besos peineteros

  6. 10

    Totalmente de acuerdo en que el verano es felicidad. Nunca entenderé cómo hay gente a la que le gusta el invierno.
    Me alegro de que hayas disfrutado tus vacaciones. Un besote y no desaparezcas, que algunas no tenemos Instagram!!

    • 11

      Ay mi Alter ¡para gustos los colores y las estaciones! jajajaja yo también las echo de menos y me emociona que me sigas comentando ¡lo acepto totalmente! A ver, si así como le hiciste con twitter, te animas al instagram…. te mando un besote desmadroso y por aquí volveré lo prometo…

  7. 12

    Ha sido un verano maravilloso, sin duda. Para mí también es la mejor época del año, y eso que no hemos tenido la suerte de poder disfrutarlo en familia, a ver si el que viene puede ser.
    P.D., yo también uso silla para el mayor cuando nos esperan paseos largos por delante.

  8. 14
    • 15

      Ay ay ay….no sé si es porque los peques crecen (y creo que eso me encanta), o por el buen clima, o por volver a estar con mi mamá y mi familia, o porque tengo el alma viajera….hace mucho que no recordaba un verano tan feliz 😛
      Un besote desmadroso Golosi

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>