7 consejos para ser mujer sin dejar de ser madre

¡Por fin! Ha llegado el momento en que mis pequeños desmadrosos duermen del tirón casi toda la noche (todavía queda un pequeño terror nocturno y una escapada a la cama de los padres por razones de miedo de vez en cuando) pero vamos, he perdido casi las ojeras, el cansancio y he recuperado las ganas de volver a ser mujer.

No me mal entiendas, no es que durante estos cinco años de maternidad haya dejado de serlo. Sin embargo, algo que es cierto es que el foco estaba puesto en mis pequeños desmadrosos y no en mí.

¿Qué quiere decir ser mujer sin dejar de ser madre?

Recuerdo los primeros meses de postparto. No me quitaba la pijama, parecía que me había teñido las raíces de negro en vez de lucir mi rubio natural de bote y mis tacones no entraban. ¡Me creció el pie dos tallas! (las caderas ya ni te cuento)…

Con mi primera hija tarde meses en recuperar mi figura pero al final vi la luz y volví a ser yo misma. Con el segundo, entre tú y yo, no he terminado de recuperarme. Me quedaron varios kilos de más después de la depresión postparto como lo conté aquí que escondía debajo de las plumas en invierno y estirando un poco más los leggings…¡benditos leggings!

No creas que ésta transformación de ponerme el saco de madre se limita sólo a la parte física y la apariencia. También en el trabajo. A pesar de emprender un negocio con Marketing Expresso, dejé de lado la posibilidad de asistir a eventos, cursos, conferencias e incluso tengo pendiente hacer el master, pero siempre me repetía ¡todavía no es mi hora!

Ya sé que me dirás ¿y el tercero? ¿no que ibas a tener 7 niñas? ¡Todavía no me decido! Me daré de tiempo de aquí al verano y si me entra la vena loca de saltarme toda recomendación de los médicos, seguir mi instinto maternal y lanzarme por el tercero serás la primera en enterarte….pero de aquí a verano ¡hay tiempo!

Ha llegado la hora de volver a pensar en mí. Quiero verme al espejo y sentirme guapa, brillar, tomar la oportunidad de hacer lo que me apasiona. Así que hoy te confieso pequeña cosas que hago yo para sentirme mujer sin dejar de ser madre.

7 consejos para ser mujer sin dejar de ser madre

1.HAZ TIEMPO Y ORGANÍZATE

fotos-desmadreando-violetarodriguez-045

El pretexto perfecto para no mirar por ti es “no tengo tiempo”. Siendo madre es en parte pretexto y en parte realidad. Así que es imprescindible organizarte. Los primeros meses cuando nacemos como madre es muy chungo, yo te hablo de realizar planes un poco más adelante. Se puede desde el primer mes claro está, pero estarás estresada. Yo creo que a partir del sexto mes que los horarios de los bebés están más regulados puedes “hacer huecos”.

Eso sí, necesitarás de una red, ya sea de abuelos, amigos o cuidadores-canguros que te puedan echar la mano el tiempo que necesitas para dedicártelo a ti.

2. PEINATE

Para empezar, la primera escapada siempre aconsejo que sea al salón de belleza. ¡ÚRGE RETOCAR LAS CANAS! y el masajito siempre cae de perlas para revitalizarte y poner las ideas en orden. Ya de paso, si tienes cinco minutitos extras hacerte una manicura quedas como nueva.

3. VÍSTETE

Si tus retoños ya están mayorcitos y puedes darte el lujo de una escapada en regal, el siguiente paso es comprarte un vestido de mujer. No en plan fame fatale, que nos conocemos y pocas ganas y muchas carnes tenemos después de ser madres; pero un vestido básico negro, que disimula, unas medias, un tacón y labios rojos ¡y tomaaaaa serás otra! Sé que me dirás que no tienes tiempo de salir de compras, pero y si te digo que en Zalando hay una sección de vestidos negros bonitos, que son básicos y te servirán como fondo de armario y que sólo tienes que hacer un click y listo ¿crees que es difícil vestirse de mujer?

4. DESCONECTA

fotos-desmadreando-violetarodriguez-127

Escaparse puede ser a donde sea. Si te soy sincera mis planes de “escape” suelen ser al cine. Soy una frikifan y desconectar dos horas con otras historias que no sean las mías me produce un placer indescriptible. Sabrás que suelo contar por aquí las películas que me encantan. Si no has leído mi reseña de Un monstruo viene a verme ¡estás tardando!

5. ALIMENTA EL AMOR

Después del cine, no está nada mal plantear alimentar el amor: una cenita a dúo. Tranquila no tiene que ser nada del otro mundo. Oye si tu chico se quiere lucir e invitarte al restaurantuki de moda pues ¡genial! pero vamos que cualquier sitio donde puedan hablar de cosas adultas, mirándose a los ojos y sin tener que recoger cosas del suelo o temiendo que se caerá el vaso de agua ¡es la bomba! Si eres de León te recomiendo el Sibuya, es muy pequeñito y acogedor y el sushi está para llorar de emoción. Si no eres de sushi y te va la comida fusión Nimu Azotea es una gran opción donde las vistas te dejarán sin habla.

6. DESPEÍNATE

fotos-desmadreando-violetarodriguez-094

Si no eres de cine, ni de cenitas, pues te cuento otro plan alternativo al que nos apuntamos: ¡CLASES DE BAILE DE PAREJA! Éste semestre me urge volver a apuntarme, pero hace unos meses nos anotamos a clases de salsa ¡y que buenas risas nos echamos! Oye y si no te van lo bailes, siempre queda el plan de ir por una buena copa de vino o unos Gin Tonics a cualquier sitio.

7. DESVÍSTETE

¿Tú cómo crees que va a llegar el tercero? Parte vital de recuperar tu identidad como mujer es la sensualidad, así que ya sabes…sábado sabadete…¡y a disfrutar!

 

¿Tú cómo haces para sentirte mujer cada día con todo el cansancio del trabajo, la casa, los peques?

 

 

Colaboración con Zalando

Fotografías de Violeta Rodríguez

You May Also Like

12 Comments

  1. 1

    Muy buenas recomendaciones. Por aquí una o dos veces al año padre y yo hacemos escapada, volvemos renovados.
    Y ahora con tres, es un poco locura, pero menos de lo que esperaba, de momento, no lo diré muy alto que lo gafo ; ) .

    Pues nada, cuando te animes, si es que te animas, queremos saberlo, modo COTILLA ON.

  2. 2

    Qué buenas recomendaciones amiga, yo también me estoy poniendo en ello. POr cierto yo en Zalando siempre he comprado calzado pero ahora que lo has comentado empezaré a mirar ropa a ver si hay talla como para mí.

    Que guapa está usted en las fotos….

  3. 4

    Como ser madre muchas veces nos separa de ser mujer, de seguir con nuestra identidad. También mi esposo y yo somos muy de cine y cuando nació mi hija dejamos de hacerlo, encontraba tan relajante ir a una sala de cine pero dejamos de ir porque se me hacia feo llevar a la niña y que molestara a los demás, pero el tiempo pasó rapido, ahora tiene 2 años, es mas facil que se uqde con los abuelos y mi esposo y yo nos escapamos al cine y volemos a tener esa date de cine, palomitas y tomarse de la mano, caray sientes que te bebes un shot de juventud aunque aun tengas esa sombra en el parpado que señala mis mas de 30 jajaja Y que decir de la salida con las amigas, de esa es una cada 6 meses o mas, como todas son mamás es imposible cuadrar horarios, pero cuando se llegan te dices: oye que bien me la paso debería hacerlo mas seguido, y al día siguiente te ríes de los chistes contados la noche anterior mientras mueres de sueño por llegar a media noche. Muchas gracias por los consejos, un besazo guapa

    • 5

      ¡Gracias a ti por leer Laura! Yo con mi primera hija la llevaba al cine…soy demasiado fanática, pero no podía ir el día del espectador, iba entre semana y en plan a las 5 de la tarde, cuadraba con una de sus tomas, así que me ponía en primera fila, le daba, salía a dormirla y luego veía la peli tan tranquila pero era mi gran día de desconexión. No tenía abuelos cerca ni ayuda, así que esa escapada nos sabía a gloria. Un besote desmadroso

  4. 6

    Pese a que no tengo hijos, estos trucos le vienen bien a todo el mundo. Que una también a veces se olvida de hacer cosas chulas por quedarse poniendo la lavadora o quitando el polvo porque no ha tenido tiempo de hacerlo entre semana… Besotes!!!

  5. 8

    Bueno, es lindo saber que se vuelve… por mi parte estoy en pleno segundo puerperio, pero tratando de sacarme el pijama todos los días (aunque mi única salida sea al pediatra).

    • 9

      ¡Ánimo Mariana! Esa etapa que estás pasando no te lo voy a negar es DURA, y más con el segundo…pero te prometo que se sale…tardas un pelín, pero cuando miras hacia atrás ¡todo paso tan rápido! y hasta lo echas de menos… Un besote desmadroso

  6. 11

    Aquí seguimos sin dormir por las noches. La dieta la hice y, de cuando en cuando (cada 6 meses como poco, jajajaja) voy a depilarme las cejas, o a hacerme la manicura o a cortarme el pelo. He conseguido voover a mirarme sin llorar (al menos no demasiado) porque hice dieta, que es de lo poco que puedo hacer para cuidarme sin que me quite tiempo.
    Los abuelos están explotados durante el horario escolar, así que no puedo tirar de ellos para momentos relax, me parece un abuso. El pater, con sus horarios, tampoco suele ser una buena opción y lo de los canguros por aquí no se estila mucho.
    Con estas premisas considero que volveré a ser mujer de aquí a 5 ó 6 años, como mínimo.
    Por otro lado mi chico no quiere un tercero ni por asomo, así que tampoco hay mucho problema, jejejejeje.
    Besazos guapa.

    • 12

      Ay la parte de no dormir es mortaaaaaal porque el cansancio se acumula y ni ganas de nada de nada….si puedes pedir una vez al mes a los abuelos dos horitas ¡escápate! ya nos tocará a nosotros hacerlo por nuestros hijos…¡te da la vida por completo una escapada! Un besote desmadroso y te debo una visita…

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>