13 razones para que todos los padres vean “13 Reasons Why” de Netflix

You can’t stop the future.
You can’t rewind the past.
The only way to learn the secret . . . is to press play

¿Qué tal las vacaciones de Semana Santa? ¿Pudiste desconectar algo? Para mi las vacaciones son vacaciones cuando puedo un día quedarme en pijama, poner la tele y echarme una serie completa. Así que éste domingo para cerrar con broche de oro me eché al completo la serie 13 Reasons Why o Trece Razones por una adaptación de la novela de Jay Asher que trata sobre un tema muy delicado: el suicidio en adolescentes.

¿Por qué engancha la serie?

Intentaré no hacer spoilers pero si eres como yo de los que les gusta las novelas de adolescentes, recuerdas a la perfección como fueron los intensos años del Instituto y además tienes hijos pequeños creo que es de obligada lectura “o vista” ésta serie.

La serie arranca con la historia de Hannah Baker. Sin embargo, ella ya está muerta. Realmente lo que veremos a lo largo de los captítulos es las trece razones por las que se suicidó.

Así que comenzar la serie viendo a una chica guapa, sonriente, adolescente, en busca del amor pero que sabe que se suicidó ya es algo que te turba. ¿Será por amor, por depresión, por llamar la atención, por bullying? Eso te dejo que lo descubras.

13 razones para ver Thirteen Reasons Why

803.900 personas se suicidan cada año — lo que equivale a 1 muerte cada 40 segundos

15ta. causa de muerte en el mundo, si se consideran todos los grupos etarios

2da. causa de muerte entre adolescentes y jóvenes de 15 a 29 años
  1. El tema del suicidio es un tema tabú. No queremos saber mucho, ni informarnos y creemos que nunca pasaría en nuestro círculo cercano. Sin embargo, pasa y debemos de estar alerta. La serie es una gran forma de poner el tema en la mesa y generar debate. ¿Es la mejor manera de hacerlo? Eso no lo sé. Si te soy sincera el hecho de que ponga un “parental advisory” de que las imágenes son fuertes te hace pensar que no es una serie para que la vean niños pequeños. Creo que es una serie para que la vean los padres y después se vea con los hijos. Se tiendan “puentes”. Sin dejar de pasar de largo que al fin y al cabo es una serie de Netflix y que las depresiones no necesitan “razones” para terminar en suicidios.

2. Cuando ves la serie te das cuenta que has crecido o “madurado”. En los primeros capítulos no dejaba de repetirme ¡pero si todo lo que le pasa a Hannah Baker son chorradas! ¿De verdad se suicidó por ésto? IMPORTANTE: los adolescentes funcionan de otra manera. Para ellos todo es intenso, todo es de vida o muerte, todo tiene consecuencias. Así que recuerda tus peores años del Instituto (todos los tuvimos no lo niegues) y recuerda como llorabas el día que te dejó tu primer novio, el día que tus amigas decidieron hacerte la ley del hielo o del vacío, la vez que no recibiste invitación para la fiesta…

Siempre son los jóvenes los que producen las revoluciones. Mario Benedetti.

3. Los adolescentes están muy solos. Por más que los padres queramos entabalar puentes de comunicación, el adolescente no se abre con nadie. Nosotros podemos creer que nuestros hijos son “buenos chicos” basado en lo que vemos en casa, pero ese no es su habitat natural. ¡Menuda sorpresa se llevarán los padres de Brycel!

4. El bullying es un tema grave. Volvemos al punto tres. En la soledad del adolescente y en su ostracisimo pocas veces sabremos si nuestros hijos son bulleados o si son ellos los acosadores. Si a este tema le añades el punto de las redes sociales y de cómo hoy en día “diseminan” información de manera viral con la que se puede acabar la reputación de una persona en segundos ¡es alarmante!

5. Apesar de que soy blogger, de que me muevo en redes sociales, yo no crecí con ésto. A veces me preocupa pensar que mi hija pueda deprimirse por que sus fotos no tengan suficientes likes en Instagram. El otro día hablando con madres mayores que yo me contaban que en nuestra infancia, las madres se enteraban de quién llamaba a casa por el teléfono fijo. Ahora el móvil está bloqueado. Realmente no sabes con quién habla, con quién se whatsappea o con quién se escriben tus hijos. ¿Has pensado en ésto?

6. ¿Se debe controlar más? ¿Debemos espiar a los hijos?Recuerdo una vez que mi tía me robó mi diario y leyó algo que le alarmó y se chivo a mi madre. Nunca se lo perdoné. Sin embargo, viendo como la protagonista Hanna Baker o su amigo Clay tienen un proyecto con cintas me pregunto que hubiera pasado si sus madres hubiesen confiscado las cintas y las hubieran escuchado. Quizás la madre de Hannah hubiera podido ayudarla. Quizás la madre de Clay no hubiera aceptado el caso.

7. ¿Cómo impacta el tema del suicidio al resto de la familia y los amigos? Una de las cosas que más me sorprendió de la serie fue el impacto que generó la muerte de Hannah Baker, pero sobre todo por su decisión de comunicar sus razones y de cierta manera culpar al resto. Otro punto interesante del adolescente es el egoísmo, salvar su pellejo, estar tan ensimismado que siempre está él mismo por delante de todo. Las reacciones de los mejores de la clase son escalofriantes: Marcus y Courtney. ¡Ojito a esos personajes!

8. La actuación de Kathering Langford como Hannah Baker y Dylan Minnette como Clay Jansen son las mejores. Vemos como Hannah se va apagando poco a poco y como Clay es el típico chico adolescente “normal” que no se destaca por ser el mejor, ni por ser el friki, sin embargo su poca capacidad para tomar decisiones hace que la historia de amor entre ellos nunca se desarrolle por completo.

9. El tema de la culpabilidad es algo que se maneja en varios niveles: ¿quién es culpable por el sucidio de Hannah Baker? ¿Realmente se necesitan razones para suicidarse? ¿Los padres tendrían que haber estado más pendientes? ¿El “counselor” del colegio tenía que haber sido alguien más profesional?

10. La sexualidad y el alcohol: dos amigos enemigos. Me pareció brutal el evento que le sucede al personaje de Jessica. Si bebes no conduzcas nos repiten mucho. Sin embargo, si bebes puedes ser violada. Un mensaje poco común.

11. Que difícil es la aceptación de uno mismo. Los adolescentes batallan por “encontrarse”. Curiosamente como dice José Emilio Pacheco: “los jóvenes se conviertan, con el paso del tiempo, en aquello contra lo que lucharon cuando tenían 20 años”. ¿Por qué es tan difícil esa búsqueda en aquellos años?

12. ¿Hay alguien que lo pase bien en el Instituto? A ver, yo no fui un alma torturada pero si recuerdo que me la pasaba llorando (me va el drama). Sin embargo, creo que todos tenemos nuestros pequeños demonios. No importa que seas el capitán del equipo de baseball, la más guapa del Insti, el frikazo o la nueva. Todos tienen su pequeño infierno.

13. ¿Y tú que harías? Si recibes esas 13 cintas ¿dirías la verdad? ¿Por qué una chica muerta mentiría?

Ya me dirás qué te pareció.

 

You May Also Like

14 Comments

  1. 1

    He visto la serie y, como todo en esta vida, tiene cosas que me han gustado y otras que no (me refiero a que las he visto creíbles u otras que me parece que han puesto sólo para que la serie sea comercial).
    Lo que sí que creo que no es una serie para adolescentes, si no para adultos, como bien dices, en la adolescencia se ven las cosas desde otro punto de vista y creo que esta serie podría ser perjudicial para adolescentes que lo estén pasando mal en el instituto.
    Besos.

  2. 2

    En mi caso he visto la serie con mis dos hijos adolescentes pero no de manera simultanea, la he visto con la de 12 y por otro lado con el de 14, Y te puedo asegurar que su visión sobre la serie no tiene nada que ver con nuestra visión adulta.
    Ha sido bastante interesante saber lo que piensan ellos y creo que a los dos lo que más les impacto es la historia de las violaciones. El mayor se planteaba más preguntas que la de 12. Le llamaba la atención el arsenal de armas que tenía en su casa el chico que hacia fotos ( disculpa no recuerdo como se llamaba), y le quedo la duda si es él el que mata a Alex.
    Si le parecía que había cosas graves pero también pensaba que Hannah lo magnificaba demasiado todo, yo lo achaque a que hombres y mujeres no nos tomamos las cosas de la misma manera. Pero es una serie interesante que engancha y que enseña, nos ayuda a ponernos un poco de nuevo en la piel del adolescente, cosa que intento todos los días mi casa es una hormona a punto de estallar, reconozco que la mayoría son días tranquilos pero que otros parece que hemos activado la bomba por la mañana. Un beso

  3. 3

    En mi caso me tragué también la serie del tirón…. es dura en muchos aspectos, en otros no acabo de entenderla, será que me queda lejana la época del instituto. Se que es una época difícil, la adolescencia y las hormonas nos hacen ser o querer ser algo que no somos…pero hubo demasiados sentimientos, demasiada intensidad que no llego a comprender. Hay momentos que pienso que no es posible que se reaccione asi y luego me doy cuenta de que mi sobrina actua en determinados momentos igual que alguno de los personajes de la serie…. Creo que es una serie muy recomendable tanto para padres como para adolescentes.
    Ahora que soy madre se me pone un nudo en la garganta solo de pensar en algo asi….tan duro y tan rotundo.

  4. 4

    En general estoy de acuerdo con tus argumentos, menos el punto 10, deberías reconsiderarlo. Si bebes y conduces, puedes tener un accidente y causar daños irreparables, por un acto propio tuyo; si bebes y te violan, la mala no eres tú, el mal acto no es que tú bebas, es que un tío viole, él es el malo. Hay que tener cuidado en estas cosas, siempre rebajamos el daño a ellos para pasar a nosotras y eso no es. ¡Un beso!

  5. 5

    En general estoy de acuerdo con tus argumentos, menos el punto 10, deberías reconsiderarlo. Si bebes y conduces, puedes tener un accidente y causar daños irreparables, por un acto propio tuyo; si bebes y te violan, la mala no eres tú, el mal acto no es que tú bebas, es que un tío viole, él es el malo. Hay que tener cuidado en estas cosas, siempre rebajamos el daño a ellos para pasar a nosotras y eso no es. ¡Un beso!

  6. 6

    Por mi parte estoy comenzando a verla y al mismo tiempo estoy leyéndome el libro. Recuerdo a la perfección mis años de instituto. No sufrí bullying ni participé del que sufrían otros, pero tampoco los defendí 🙁 Mi objetivo era pasar por el instituto lo más calladamente posible. Por mis amistades, ser de otra provincia o lo que fuera fui durante un tiempo de las más “populares” de la clase, pero también fui de las más “raritas” y nada de eso me importó realmente. Mis problemas no estaban en el instituto o en mis compañeros, mis problemas los llevaba yo encima y era totalmente consciente de ello. Por desgracia la adolescencia se caracteriza por un egocentrismo extremo. Llevo mucho tiempo siendo “buena amiga” de primos y sobrinos adolescentes y creo que los entiendo un poco. Por lo que yo sé, ellos sienten que sus problemas son los más grandes o por lo menos diferentes a los del resto, se sienten solos, distintos a los demás, no confían en el conocimiento, la experiencia de los adultos. El grupo es lo principal y van incluso en contra de sus principios por ser parte del mismo. Creo que es muy importante para padres y profesores no olvidar lo que se siente siendo adolescente porque si no les entiendes no les puedes ayudar.

  7. 7

    Me encantó la serie, también la vi del tirón (salvo algún momento en que me tuve que tapar los ojos, soy una aprensiva!)

    Más que una caza de brujas, creo que es ideal para abrir el debate, porque aquí no hay buenos y malos. La vida de cada uno es muy compleja y un acto no se puede evaluar aisladamente, sobre todo cuando ves cómo afecta a los demás.

    Sin ir muy lejos, Hannah actuó fatal un sinnúmero de veces y acabó fomentando el bullying sobre Tyler, por ejemplo… y miedo me da las consecuencias que eso pueda tener. En cuanto a la última parte, he visto mucha crítica de que ella sola se mete a la boca del lobo, pero cuando una persona entra en una espiral autodestructiva no mide las consecuencias… o sí y cree que las merece… es muy complejo e interesante!

  8. 8
  9. 9

    Nosotros también la hemos visto, de hecho empezamos a verla con mis hija de 13 y mi hijo de 10,pero luego de verla toda,decidimos que había cosas que mejor que no las vieran,así que les contamos a grandes rasgos como terminaba, aunque creo que al principio la serie no aporta nada a los jóvenes, en los últimos capítulos por lo menos, tiene su parte didáctica y pueden llegar a comprender el porque del suicidio de la chica y sobre todo, que hay que ayudar a una persona en apuros y siempre, SIEMPRE, contar con los padres cuando creamos que nos están haciendo la vida imposible, que es lo que hace al final la ex amiga de la protagonista, contándole la verdad a su padre

  10. 10

    Voy hacerte caso y a ver la seria en cuanto termina con la de la comadrona que estoy enganchada.

    La adolescencia es una etapa que como madre me da mucho miedo y necesito volver a tener ojos jovenes y poder entender lo vivido para poder ayudar.

    Gracias por tu post amiga

  11. 11

    Yo tambien la he visto estas vacaciones, acabe ayer a la 1, no os quiero ni contar como me ha costado oir el despertador a las 6.30.
    Increible la serie, tendriamos que verla todos los padres, y los chicos tambien, que sepan que si lo estan sufriendo o haciendolo, las consecuencias que pueden llegar a tener sus actos.

  12. 12

    Hola Mónica!
    Yo también he visto la serie este fin de semana y no he podido parar hasta acabarla.
    La verdad que creo que me llevará unos días reflexionar sobre ella y sacar algunas conclusiones. Viéndola desde mi punto de vista de una chica de 22 años que no es madre, pero si prima de adolescentes, y que tiene la vida en el instituto o universidad tan reciente, me ha hecho plantearme y pensar en muchas cosas del pasado. Tanto las que he hecho como las que me han podido hacer a mi.
    Siempre intento ser un modelo a seguir para mis primos y aconsejarlos lo mejor que puedo, tanto a ellos como a sus padres, acerca de como llevar las cosas y lo que siempre les recalco es que las personas que no son igual de fuertes o estables emocionalmente y que al igual que a una le puede resultar hasta gracioso que alguien cuelgue una foto o un mensaje ridiculizandola en público, puede haber otra persona a la que eso haga muchísimo daño. Así que mejor abstenerse de opinar y juzgar públicamente a nadie.
    Creo que, en general, todos miramos con preocupación a la generación actual de adolescentes ya que cada vez aparecen mas conflictos y problemas que los padres de generaciones anteriores no han vivido.
    Ya digo que me costará algunos días poder sacar ideas claras sobre la situación y la serie, pero lo que si se es que me ha removido mucho, lo cual creo que es una buena señal.
    Besos!

  13. 13

    Nosotros estamos poco a poco viéndola. De primeras me chocaba ver a mis años una serie de adolescentes, yo me quedé en “salvados por la campana” y este salto generacional me resulta curioso. Y es un tema que me toca muy de cerca, en el cole me lo hicieron pasar fatal! Ya te contaré cuando termine de verla

  14. 14

    Me ha parecido muy interesante. No conocía la serie. A mí el tema del bullying me preocupa muchísimo. Yo no lo sufrí gravemente, pero sí hubo episodios en los que me sentí muy aislada del grupo. Fue cuando cambié colegio y ciudad siendo pequeña. Lo pasé realmente mal y soy incapaz ahora de entender cómo pude sentirme tan mal. Era como si mi mundo se limitará a ese problema.
    Ahora tengo miedo, muchísimo, de que mi hijo lo pueda padecer. Y está claro que, en mayor o menor medida, a casi todos nos pasa alguna vez en la vida.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>