40 Manías que no sabía que tenía

Ya estoy vieja. Últimamente no hago más que repetirlo. Será porque está cerca mi cumpleaños o porque en realidad creo que soy un “alma vieja” en un cuerpo joven. Pero hoy, realmente te digo que ya estoy vieja porque por primera vez en mi vida me di cuenta que tengo demasiadas manías.

Si me dijeran que me describiera a mi misma diría que soy desmadrosa, buena onda, y toda una serie de monerías varias antes que decir que soy una obsesiva maniaca.

Una que otra manía digo yo que es normal, que todos tenemos las nuestras, pero en eso me vi haciendo una lista (una de mis manías) de todas éstas lindezas. Así que después de releerla me reí mucho y decidí compartírtela.

40 manías que no sabía que tenía:

fotos-desmadreando-violetarodriguez--134

  1. Hago listas. Del súper, de los kilos bajados por día, de las cosas que tengo que empacar, de los pendientes en el trabajo, de las cosas que prometí en año nuevo y no he hecho, de mis sueños. ¿Ya ves? ¡Ya te hice una lista!
  2. No me gustan los pies. Me dan “asquete”. Ni los míos ni los ajenos.  Por asquete, me refiero a que la imagen de 9 semanas y media donde se ve al chaval lamiendo los pies de la chica me puede causar piel de gallina severa y ganas de vomitar. No exagero. Si no me crees, ven a mi casa a dormir un día: ¡te regalaré un par de calcetines!
  3. Me gusta estar descalza. Paso calor en los pies. Estoy descalza pero no me miro los pies.
  4. No soporto el tacto de la “crema”. Si hubiese una crema en roll on ¡me la aplicaría con gusto! pero como no existe pues entonces no me pongo ninguna. NIENTE. NADA. Si por eso ya se notan las arrugas. La única vez que me pongo crema es después de tomar el sol porque me pongo como un tomate.
  5. Duermo con una luz encendida. Ya te había contado que le temo a la oscuridad. Así que entiendo perfecto a los niños que necesitan una luz. ¡Yo también la necesito!
  6.  A cualquier sitio que vaya ya sea hotel, casa de los suegros, o donde sea, tengo que dormir del lado que esté la puerta de salida. Por mi miedo a la oscuridad. El hecho de ver la puerta me tranquiliza.
  7. Me trago los huesos de las aceitunas. Y el de las ciruelas. Nadie sabe que fui yo la que me acabé las aceitunas porque no dejo huella. Y no, nunca me duele la tripa ni me he estriñido.
  8. Soy claustrofóbica. No puedo sentarme en las mesas de restaurante tipo diner como Vips en los sillones ¡y menos en medio!
  9. Odio los bichos. De todo tipo. Desde los malditos mosquitos que te dan la noche toledana, hasta la arañita pequeñita que te deja picaduras de recuerdo.
  10. Tomo agua en vasos grandes. Muy grandes. Y de boca ancha. No soporto los vasitos pequeñitos o lo que se llama en León “los cortos”. Dos tragos y se acaban. Me gusta disfrutar largo y tendido.
  11. La media luz en los restaurantes me causa angustia. ¿A quién le pone romántico? Yo me angustio porque se me cierran los ojos y creo que me voy a quedar dormida en plena cena.
  12. El olor a cordero me huele a muerte. Quería estudiar medicina y fui al anfiteatro a ver autopsias. Me tocó el día de una accidente en México donde había habido un incendio en una discoteca. Jamás olvidaré ese olor. Los humanos olemos a corderos. Al puro estilo Hannibal Lecter.
  13. Me gusta comer con las manos: tacos, sandwich, croquetas. Cuando tengo que usar “tenedores” porque el resto de la mesa los está usando me pongo de mala leche. Hay comidas que están hechas para chuparse los dedos.
  14. No puedo ver películas ni series en el ordenador. ¡Trabajo horas delante de él! pero al momento de querer relajarme el brillo de la pantalla me desconcentra.
  15. Necesito dormir con dos almohadas. Tengo un ritual para dormir: primero de lado derecho, luego del izquierdo, luego boca abajo y luegoooooooooo zzzzzzzzzzzzzzz.
  16. Me es imposible poner atención a cuestiones auditivas: un programa de radio, un podcast…simplemente mi mente se va. No soy capaz de retener las palabras si no veo a la persona hablar.
  17. Soy de las creyentes que la Coca Cola en lata sabe mejor que en PET y que el café con leche en vaso diferente. ¡Soy una vieja mañosa!
  18. Siempre me levanto con el pie derecho. Superstición o no pero yo lo cumplo a rajatabla.
  19. Creo en las “vibras”. Llámale “me vibra que una persona es buena onda” o “me vibra que el collar de ámbar funciona”. Es algo así como el sexto sentido. No existe pero sabes lo que es.
  20. Grito en las películas de miedo. Si no grito no son de miedo. Punto. Esa clasificación es importantísima.
  21. NADA ES CASUAL. A todo le veo o le busco un por qué.
  22. Cuando lloro por cualquier cosa me veo en el espejo. No sé si es por darle más drama al asunto, pero lo hago.
  23. No puedo salirme del cine. Aunque la película sea malísima. Aunque tenga que hacer del baño urgentemente. Una vez que me siento, de ahí no me para nadie.
  24. En los viajes en coche tengo que parar en las gasolineras a hacer un “pis” de reconocimiento. Yo voy marcando territorio por donde paso.
  25. Me cuesta muchísimo hacer el “cambio de armario”. En México no es algo que se haga, y aquí mi complejo de Diógenes es tal que sigo guardando la ropa de antes de preñarme por si algún día vuelve a decidir que es digna de mí. Incapaz de sacar cosas.
  26. Siempre pierdo el móvil. Aunque esté en mi bolso. Hasta abajo. ¡Por fin he encontrado un protector tan grande y tan vistoso que parece que ésta manía desaparecerá! Puedes comprobarlo en Instagram y ver mi funda unicorniana. ¡Es un exceso pero desde que la tengo no pierdo el teléfono nunca!
  27. A cualquier hotel que viajo, si se me ocurre la brillante idea de darme un baño, pido cloro y me encargo de que esté toda la bañera bien desinfectada.
  28. Tengo “ropa de la suerte”. Guardo el look con el que mi marido me dio mi primer beso. Por supuesto ¡no entro en la falda! pero la guardo con cariño. Tengo ropa para “las entrevistas de trabajo”.
  29. Por las noches tiro mi ropa en el baño donde me desvisto y la dejo en el suelo. Pensaba que era la típica dejadez de adolescente pero ¡hace mucho pasé la adolescencia y lo sigo haciendo! M A N Í A.
  30. No soporto perderme. Así que siempre voy por el mismo sitio a todas partes. Aunque el GPS me diga otra ruta, yo voy por la que conozco. Si no conozco, paso por un sitio que conozca.
  31. Me rasco la lengua. Una cosa muy loca. Tenía una muela picada pero después de que me la arreglaron yo seguí rascándome la lengua con la muela. Cada vez que estoy nerviosa me verás con la lengua en un lado de la mejilla rascándomela.
  32. Me pone nerviosa caminar con vestido cuando hace viento. Así que siempre camino sujetándomelo por terror a que ocurra un Marilyn Monroe en plena calle y se vea la braga faja.
  33. Uso el mismo perfume desde hace 11 años. Abercrombie and Fitch. A la gente le resulta conocido y no saben por qué. Y yo huelo a tienda tan feliz de la vida.
  34. Hablando de olor a tiendas me chifla el olor de Blanco. Cerraron las tiendas de Blanco en León, así que cuando encuentro una siempre entro por oleeeeer.
  35. Me río de nervios. Recuerdo cuando me regañaban mis papás de chiquilla y me reía. ¡Más me regañaban! En el trabajo, un día tuve la gran cagada del siglo enviando el presupuesto sin margen al cliente y cuando se dio cuenta, que en el siguiente presu le cobrábamos el triple, me habló para gritarme- y yo vil becaria- no podía parar de reír. ¡Terrible!
  36. Siempre, antes de dormir, me llevo un vaso grande lleno de agua- de esos en los que me gusta beber- para tener a lado “por si tengo sed”.
  37. Tengo que comer la comida caliente y rápido. Una de mis mejores amigas de toda la vida vino a verme cuando estaba embarazada de la reina desmadrosa y quedó impactada por mi capacidad de “aspirar un Kebab”.
  38. Estornudo fuerte. Muy fuerte. Me encanta. Yo creo que mi hipófisis se excita estornudando fuerte.
  39. Me dan asco los lavabos de los baños públicos. ¿Cuántas personas han metido ahí sus manos sucias? Así que no me las lavo. Siempre quedo fatal pero luego uso toallitas.
  40. Uso desodorantes y kotex mexicanos. Llevo 7 años viviendo en España y 7 años que los exporto en “masa” cada vez que vengo.

 

M-A-N-I-A-S

Éstas son mis “40 principales” ¿y las tuyas? ¿Te animarías a contar las tuyas? Seguro así me sentiré un poquito más normal. #40manías

 

Fotografías Violeta Rodríguez

You May Also Like

22 Comments

  1. 1

    ¿Se vale como manía comprar bolsos grandooootes (estilo morral de campamento adolescente) para que me quepa toooooodo lo que cargo a diario (por si acaso)? Podría hacer una lista (como las tuyas): La cosmetiquera llena de cositas imprescindibles para verme como una diva, la botella de agua, el libro que estoy leyendo, un cuaderno de notas, bolígrafos varios, el cargador del móvil (de conectar a la pared), el cargador móvil (para que no te quedes sin batería cuando no hay pared para conectarse), los audífonos, cable de datos, un suéter por si hace frío, una bufanda, las llaves, los documentos (otra de mis manías puede ser el hecho de que no uso billetera), el dinero desperdigado (lo que mi mamá llama “billetes de borracho”), una bolsita de maní por si de pronto me da hambre, una barrita de manteca de cacao por si se me resecan los labios… Cuando hago “arqueología de bolso” me encuentro tesoros inimaginables que no me atrevo a botar (porque uno nunca sabe): las facturas de todos los cafés que me he tomado en varios meses, varios post it con notas indescifrables, una servilleta arrugadísima (pero limpia) y el arete que di por perdido hace un año.
    La manía está en que no me atrevo a salir de la casa si no llevo todo eso a cuestas… como que me falta ese peso al caminar y corro el peligro de salir volando cual Mary Poppins por los tejados.

  2. 3

    Ay madre, cuánto nos parecemos!!! He flipado mucho. Creo que menos dos o tres, coincidimos en todas. La más sorprendente llorar mirándome a un espejo, lo hago desde niña según mi madre. El vaso de agua para dormir, el estornudo potente, el mismo perfumé toda la vida, la comida caliente etc etc. FLI – PO
    Un beso

  3. 5

    Qué bien conocerte un poco más guapa jaja !! yo también tengo bastantes manías . Por cierto, gran verdad lo de la sala de autopsias y el cordero. Recuerdo que en las prácticas de medicina legal tuve que ponerme vicsvaporub en la nariz porque era insoportable (encima me tocó uno que había muerto por estar curando con organofosforados ).
    Te sigo también por aquí ! un besote 🙂

  4. 6

    Jajajaja 😂 😂 😂, lo que me he podido reír y yo que pensaba que tenía manías… a mi también me encanta comer con las manos y cuando no me ven repelar con el dedo la salsa del plato y chuparme los dedos 😉

  5. 7

    ¡Coincidimos en algunas! Supongo que yo también tengo mis 40, o al menos 38…yo también hago listas (ahora con el móvil), creo en la vibra, y duermo con una luz encendida, sobre todo si estoy sola. Aunque con antifaz…ahora que me doy cuenta, otra manía!!! Besos grandes

  6. 8

    Hola Mónica. yo sigo tu blog en babycenter desde que estaba embarazada de mi hija, que en agosto cumple ya 5 años, así que siento que te “conozco” desde hace rato y me identifico en muchas cosas contigo.

    Con las manías está muy divertido tu post, no te creas todos tenemos muchísimas manías, yo tengo un montón y ya me diste la idea de hacer una lista de ellas (hacer listas por todo es una manía mía).

    Una manía mía es que no puedo dormir sin una tortuga de peluche encima de mi cabeza. Me la regaló mi esposo cuando empezábamos de novios, hace 11 años y te digo que puedo dormir sin mi esposo a la par, pero la tortuga no me puede faltar 😀

  7. 9

    Ni una sola manía; a cambio mi marido es el hombre de las 1500 manías…cada vez me molestan más….

  8. 10

    Yo soy todo lo contrario, si no me pongo crema siento que todo me pica, así que me pongo crema en todo lo que se pueda poner crema jajaja

    Yo la costumbre que tengo arraigada es la de ponerle salsa a los tacos por fuera, los dejo como enchiladas y luego ya me los como, no me gusta ponerle salsa adentro porque asi no se disfruta

    Saludos!

    • 11

      Buenoooo me hiciste acordarme de un restaurancito en DF que se llama las flautas de Doña Mode que son flautas sumergidas en salsa uuufff que recuerdooooos

  9. 12

    La 12 muestra definitivamente tu lado oscuro!!!
    Yo también tengo algunas manías, con mis libros sobre todo (que estén ordenados por colección o, en su defecto por autor, me cuesta mucho prestarlos y, si lo hago, no estoy tranquila hasta que me los devuelven, etc.)

  10. 13

    Soy una persona bastante maniática, aunque no sé si llego a cuarenta. Eso sí, yo también tengo que dormir desde donde controle una puerta o una ventana. Es como que necesito ver salida. Jajajaja. Besotes!!!

  11. 14

    Me encanta, lo de la crema… Poooontr aunqu sea del sol mujer. Me has dado una idea de mis manías de viajes. Aaaay la mexi como me gusta.

  12. 15
  13. 16

    40!!!!!!!!! ME MUEROOOOOOOOO!!!!
    Blanco huele a plasticacho, así que comprate unas bailarinas de esta tienda y guárdlas en una caja, estoy segura de que el aroma durará años.
    Y empieza a usar cremas ya, joder!
    Un besote!
    Marialu

  14. 17

    Coincido en muchas contigo. Odio los bichos, rozo la fobia y a veces no me entienden y me cabreo mucho. Los vasos de agua grandes por dios!! Y yo me llevo una botella a la mesilla, de medio litro, pero en botella que me conozco y soy muy torpe jajaja
    Ah! Yo también soy de comer con las manos, aunque mi marido se empeña en ponerme tenedores para todo.
    Mi otra manía es revisar varias veces haber desenchufado la plancha, cerrado las puertas y ventanas. Y la peor en verano, dormir tapandome hasta las orejas, sin exagerar jajaja

  15. 18
  16. 19

    Jajaja, me ha encantado conocerte un poco más. Tenemos muchas en común. Listas, lo de los pies, llorar y mirarme al espejo, no uso cremas, tengo miedo a la oscuridad, no salgo del cine antes de que acabe la peli, …

  17. 20

    Ay madre!! Nunca me había puesto a analizarlo pero me gustaría verlo jaja queda pendiente un post.en algunas coincidimos como la de los bichitos agggghhh

  18. 21

    Asi que hueles a tienda eh??? Jajajaja me gusta el rollo carnaval. Ya sabes yo siempre sigo este tipo de Cadenas desde que descubrí el blog pero 40 son demasiadas manías!!! No sé, me observaré. Ah! Y yo también lloro frente al espejo desde chiquita. Tengo fama en casa 😂😂😂

  19. 22

    Yo coincido en algunas contigo,me han alucinado algunas de tus manías,otras son muy divertidas,y estas estupenda con cremas o sin ellas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>