Para el calor nada como construir una piscina

 

Hace mucho no me pasaba por aquí. No me olvido. Al revés. Anoto muchas cosas y sin darme cuenta, he vuelto a tener un diario de “anécdotas”, pero que no llegan a post porque me quedo dormida. ¡¿Será la edad?! ¡¿Será el calor¿! ¡Ay que calor! Da igual que sean las doce de la noche y que sea León; para mi sorpresa no bajamos de los 30 grados. Grandes males, grandes remedios. Así que les contaré cómo construir una piscina para el calor.

Para entender del todo el concepto de cómo construir una piscina hace falta que les de más información. No les daré un libro de instrucciones en cinco idiomas, ni la llave de Ikea para armarla. No se asusten. Simplemente es necesaria información vital del status familiar.

Mi pequeña gran bestia ha dejado por fin “la mantita”. Por fin me refiero a después de seis largos meses de muchos intentos de soborno por mi parte, pero que todos acababan en fracaso (por fracaso entiéndase madre agotada, niña llorando-madre cediendo y entregando nuevamente la mantita). Ésta vez fue diferente. Misión adiós mantita good bye: cumplida.

Llegó el día y me armé de fortaleza (y de cinco Coca Colas para aguantar estoicamente una larga noche sin dormir).  Sin embargo, todo fluyó gracias al duende mágico.

El duende mágico llega en ocasiones especiales a casa. Una vieja costumbre con mi padre. Él me enseñó que si me portaba bien, en días especiales el duende mágico sacaría de mi oreja huevitos de chocolate. Así que esa tradición ha persistido.

El duende mágico llegó a Desmadrosland para llevarse las tres mantitas sin mirar atrás. No se sorprendan, teníamos tres mantitas “porsiaca”: por si acaso una mantita se perdía, la otra se lavaba y la otra no olía a mantita).

Así quel el duende mágico se llevó las tres de golpe, pero no sin antes ofrecer a modo de “premio” algo grande. A grandes males, grandes remedios.

Resulta que hace dos años habíamos participado en un sorteo para ganar una casita de muñecas muy molona. La casita que yo siempre soñé ¡y la gané con un dibujo! Obviamente no mío, de Critter. Y así fue como llegó una “mansión” de muñecas de tres pisos a Lionville.

Me moría de ganas de dársela a mi pequeña reina desmadrosa, pero quería esperar a un momento muy especial. Así que el duende mágico y el gran misterio de la desaparición de tres mantitas me dieron el pretexto ideal.

Critter recibió su lujosa mansión de muñecas al día siguiente de haber logrado dormir sin mantita. ¡UN ENORME LOGRO PARA UN PEQUEÑO SER DE CUATRO AÑOS!

Después de éste breviario cultural puedo proceder a narrarles cómo construir una piscina para el calor. Era importante que supieran datos.

Saben de sobra que siempre me quejo del frío en mi querido Lionville. Sin embargo, por primera vez en seis años me quejo del calor. ¡Que cosa! Por no decir otras palabras que me vienen a la mente.

Con decirles que en estos días a las seis de la tarde todos nos ponemos en pijama y por pijama visualice a toda la familia desmadrosa en paños menores (bueno ni tan menores que la tanga hace mucho la dejé en el olvido).

Eran las seis de la tarde – momento del calor más álgido del día– Kraken y su santa madre estábamos viendo como se refrescaba Peppa Pig en su apetitosa charca fría cuando de repente Critter llegó al salón a preguntarme con toda la actitud adolescente que un cuerpo de cuatro años pueda aguantar:

– Mamá ¿friegas tú o friego yo?

Ante esa pregunta tuve que zarandear mi cabeza varias veces para desatontar mis neuronas acaloradas.

-¿Fregar? …¿Fregar qué?

-¡La piscina mamá! ¡¡Fregar la piscina que construí para el calor!!

Yo no entendía ni una palabra, pero ver huellas de pies criterianos mojados en mi salón fue una clara señal de que algo no iba bien.

-¿PIS-CI-NA? ¿¡QUÉ PIS-CI-NA!? ¿¡De qué estás hablando!?

-Mamá, las chicas tenían muchísimo calor así que decidí construirles una piscina. No me has respondido: ¿friegas tú o friego yo?

Levanté mi ballena varada del sofá tan rápido como me fue posible para dirigirme al cuarto de mi princesa. La cara de estupefacción que se me quedó cuando llegué a la habitación de Critter fue única. Critter había construido frente a su mansión de muñecas ¡una piscina! ¡UNA PISCINA PARA EL CALOR! De la manera más creativa posible, tomó la iniciativa de meter a todas sus Barbies en una bolsa de congelación con agua y ¡EUREKA! las Barbies hicieron que el agua se desbordara de la “piscina” construida y por ende hubiese una charca de lo más fresquita en el parquet de la habitación.

-¿Fregar? ¡Yo no friego! Yo me tiro de cabeza.

Y salté como Peppa Pig tirándome al suelo. No me quedó de otra que revolcarme y refrescarme en nuestra nueva piscina para el calor.

La cara de estupefacción de Critter no la olvidaré jamás como tampoco la enorme idea de usar una bolsa Ziploc como piscina portátil de muñecas…

A grandes males, grandes remedios.


 

¡Que tengan un gran y desmadroso verano que a la vuelta prometo algunos que otros cambios por estos lugares! ¡Estén atentos! 😛

Imagen J E Theriot

You May Also Like

21 Comments

  1. 1

    Hija de Desmadrosa… Crittercita XD
    Ya las ví a las dos disfrutando de la piscina, ¡que gran imaginación e inventiva la Critter! Y lo que nos falta por ver con Kraken… ¡Ay diu!

  2. 2

    Jajajajajaja. A mí a veces me entran ganas de meterme con los dos en la bañera, llena de agua fresquita. Acabamos de tener 3 noches “fresquitas”, pero vuelve otra ola de calor.
    Eso sí, yo prefiero el verano y es que Mérida me encanta en julio y agosto por el Festival.

  3. 3
  4. 4

    30 centígrados! Acá en Torreón pues, se derriten con los 40 que tenemos de vez en cuando. Ahora, una preguntilla de nueva mamá e inexperta… Cómo fue que decidiste que ya era tiempo de empezar con la misión adiós mantita? Mi pequeño tiene apenas 2 meses pero ya tiemblo de miedo ante situaciones así y ahora que duerme entre mi esposo y yo pienso dejarlo así hasta que tenga 15 años y dejarle la manta (si es que la agarra) y el chupón hasta que le de la gana porque no tengo idea de cómo se saben esas cosas del adiós.
    Saludos me encanta tu blog!

  5. 5
    • 6

      El duende del parqué :,,,,,) calla calla cómo se le ocurra la siguiente vez no usar bolsa de congelación si no directamente el cubo de la fregona ¡estoy muerta! Un besote y feliz veranooooooo

  6. 7

    prepárame una piscina para cuando vaya! ilusa de mí, que pretendía huir del calor a esa tierra prometida donde solo se vivía en invierno…

    • 8

      Amiga mía “winter is coming” pero no la semana que viene….así que aquí tienes una piscina particular que al menos refrescarán tus deditos del pie. Esperándote con una mansión a tus pies (y tiene las paredes moradas ahí lo dejo). Un besote desmadroso

  7. 10

    Me ha encantado, tu manera de disfrutar la piscina, la Critter ingeniosa, el cómo llegó al salón resuelta a fregar ella si no lo hacías tu.
    Feliz Verano Desmadroso!
    Besitos

  8. 12
    • 13

      ¡RUBIAAAAA! que gusto leerte 😛 cómo está tu pequeña….y si, toda la razón, piscina a la vista y yo me lanzó como ballena 😛 un besote desmadroso

  9. 14

    Eso indica que tu Critter es un ser empático preocupado por el bienestar de sus muñecas. Un poco destructivo, sí, pero empático.

    Un besote y felices vacaciones!!!!

    • 15

      ¿A qué si? ¡Si yo lo que digo es que la educo bien! 😛 ¡se preocupa por el bienestar de toda la especie Barbie! ;.) Un besote desmadroso y feliz verano.

  10. 16

    Qué reacción más inesperada jaja! Me has dejado toda descolocada!
    Mi mayor me hizo una vez una piscina de aceite de oliva y se debieron oir mis gritos españoles desde Barcelona.

    • 17

      ¿Aceite de Oliva? ¡ESO ES ORO! ¿seguro que no te hizo un SPA? tú toda loca y él lo que quería era darle un mimito a mamá jajajajajaj un besote desmadroso

  11. 18

    Jaja..así que eso era lo que hacíamos anoche,eh??escribir un post en una noche de calor…..pues imagínate aquí más al sur,esto es un infierno…
    Cómo no se me ha ocurrido a mí lo de una piscina para el calor con bolsas zip?…lo mejor,imaginarte en el suelo jaja….que pases un buen verano desmadroso..esperamos con ansia tu vuelta y las novedades

    • 19

      ¡Me has pillao de lleno! No podía dormir así que lo de la piscina fue tan grande que no podía guardarlo en el “anecdotario” directo al blog 😛 Gracias por los buenos deseos y por esperar las locuras jijijijj un besote desmadroso

  12. 20

    Bueno doy por hecho que este es tu último post ante la temporada veraniega, pero yo te entiendo amiga ayer mientras escribía un post que en algun momento del día publicaré, me sudaba hasta la ropa interior, lo llego a saber y me pongo unas bolsas zip en los pies.

    Viva la imagianción de los niños!!

    • 21

      Ay jamía que tengo que “trabajar” ya sabes la socia se me muda, la madre de visita, los niños de vacaciones, el calorrrrrrrr y usted quiere que la vaya a ver a Barcelona ¡pooorrr favoooor! creo que me apunto un pastel de choco en la lluvia de casa del aitona. Eso si, las bolsas ziploc piscineras un inventazo digno de patentar. Cupieron diez Barbies. ¡DIEZ! perracas del mal….y estaban todas fresquitas, empelotadas y con una mansión con ventanas, aire corriendo y una terracita. ¡Que mal viven algunas! Y nosotras mientras con el canalillo sudando haciendo de comer croquetas como buenas madres :,) Un besote desmadroso loca ya te echaba de menos por ésta tu casa

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>