Carta abierta a una madre con su hijo en el hospital

Un regalo para ti

Ésta carta es una sorpresa. Es un pequeño regalo para Pedrito que éste viernes cumple un año de vida. DE VIDA. Palabras que se dan por hecho, pero cuando las adversidades te tocan de cerca aprendes a valorar los instantes. De esto va ésta carta abierta. Una carta que escribo para Andrea, pero que perfectamente puede ser para ti que la necesitas igual que ella.

Carta abierta a una madre con su hijo en el hospital

Querida mamá:

Antes que nada ¡felicidades! ¿A qué nadie se ha tomado la molestia de felicitarte? Has sido madre y eso merece una felicitación. Sin embargo, las cosas sucedieron tan rápido: el nacimiento, las complicaciones, el que tuvieras que dejar tu casa y te fueras en una ambulancia al mejor hospital a la capital para tratar a tu pequeño recién nacido que nadie ha reparado en que te mereces una felicitación. ¿Felicitarte? ¿Cómo? ¡si tu hijo está gravísimo! ¿Cómo pensar en la alegría si lo único que te embarga es la tristeza?

Sin embargo, hoy te felicito no sólo por dar vida; si no también por “salvaguardarla”. Aunque estás agotada, hormonada y sientes que no puedes más después del parto…¡estás ahí a su lado! ¡y sigues estando a su lado después de un año DE VIDA!

Querida mamá que acabas de nacer. Aunque creas que lo que estás viviendo no es justo, que tu deberías estar recibiendo chocolates, comiendo jamón y acunando a tu pequeño junto con sus hermanos en tu casa, créeme cuando te digo que la justicia es que tu bebé, Pedrito, encontrará a una madre coraje como tú.

Conocerte a ti, a tu bebé y a tu familia me ha enseñado que la fe mueve montañas, pero sobre todo una gran lección que me lleve como una bofetada es que DAR VIDA ES UNA RESPONSABILIDAD.

Yo era una extraña que se apareció en tu vida para invitarte un café, para que te desahogarás, para que te derrumbaras si hace falta. Lo hice no por generosidad, lo hice porque uno de mis más grandes miedos era que a uno de mis hijos les pasara algo y, también, porque mi hermana ha vivido en carne propia el casi perder a su hijo.

Me aparecí porque creo en la cadena de favores. Porque extraños han ayudado a mi hermana cuando yo no he podido estar ahí. Me aparecí con miedo. La enfermedad se vive con angustia, con miedo y a solas. Y tu me enseñaste abriéndome las puertas del cuarto de la Paz de Pedrito que la enfermedad se puede vivir con una sonrisa, con esperanza, con fe y sabiendo VIVIR EL MOMENTO.

“Tómale una foto”- me dijiste-que cuando crezca me encantará contarle quiénes lo visitaron.

Y no lo pensé dos veces. Con nuestro tapabocas, nuestra bata, y con una sonrisa me tomé una foto con Pedrito. Y se la envié a todos mis amigos, a mi familia y a las personas que quiero porque Pedrito tú y tu madre son ejemplos a seguir.

Querida madre con un hijo en el hospital, quién te diga que el recorrido será fácil miente. Quién te diga que no serás capaz miente. La fortaleza de una madre es única. Aunque te derrumbes, aunque creas que no puedes más, elige siempre VIDA. Porque cada instante que estés con tu pequeño, cada momento es VIDA y te llenarás y aprenderás y lo recordarás.

Querido Pedrito, tienes una madre valiente que me enseñó que cuando uno elige VIDA tiene que hacer todo por cuidarla. Que aunque los doctores, la esperanza y todo indique que no hay más que hacer, siempre habrá ángeles en forma de personas, de médicos, de fotógrafos, de familia, de personas extrañas que te harán volver a creer que el mundo es bueno ¡y que se puede!. Sobre todo, te enseñarán que la vida es HOY y debes vivirla. Porque la vida es responsabilidad y se nos escapa agradecer lo bueno, percatarnos que cada día es especial en las buenas y en las malas.

Querida madre que tienes a tu bebé en un hospital, hoy te abrazo en la distancia. Hoy te felicito. Hoy te sujeto para que te derrumbes y te invito  a que llores…pero sobre todo HOY te invito a que sonrías. Porque cada día se suma, y ahora Pedrito cumple 365 días eligiendo vivir.

Hoy, elige VIDA y vívela con todo.


¡Feliz cumpleaños Pedrito! A todos los ángeles que han echado la mano a esta familia GRACIAS porque cada vez que me llega un mensaje al whastapp contándome los avances de Pedrito, o los detalles que han tenido con ésta familia, me hacen agradecer a la vida y saber que las personas buenas existen.

Gracias Andrea por dejarme conocerte, por invitarme a subir al cuarto de Pedrito, por dejarme tomarme una foto con ÉL. Gracias Violeta porque no hay que esperar a que “el bebé esté mejor” para inmortalizar los momentos. La vida es hoy y tu mejor que nadie sabes captar la magia del instante con tus fotografías.

Gracias por esa enorme lección que me llevo… LA VIDA ES HOY. ESTÁ EN TI CÓMO LA VIVES. Sonríe.

“oye, abre los ojos, mira las cosas buenas que tiene la vida” na na na…

¡felicidades Pedrito y Felicidades Andrea!


Imágenes pertenecientes a Andrea.

You May Also Like

3 Comments

  1. 1

    Una oración para Pedrito para que este al 100% muy pronto, otra oración para su mami, que Dios le dé siempre esa fuerza y un abrazo a ti Monica por tan bella carta que toda mami necesita cuando su bebé está enfermo…

  2. 2
  3. 3

    Buff.. es tremendo. Estas cosas me llegan al alma. Gracias por ser tan generosa y dar ejemplo, seguro que muchas mamás necesitan ese café y a lo mejor ni siquiera somos capaces de ofrecerlo. Solo deseo que Pedrito mejore lo más rápido posible y pueda ver todas esas fotos con una sonrisa en su boca. ¡Muchas felicidades familia! y por muchos años más.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>